Nueva caravana migrante ingresa a México

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Sin las vallas metálicas de contención y sin policías federales de por medio, este jueves unos mil migrantes centroamericanos de una nueva caravana fueron recibidos por los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en la aduana del puente fronterizo que une a Suchiate, México y Tecún Umán, Guatemala.

A la espera que otros mil migrantes centroamericanos se sumen en el trascurso del día, desde muy temprano los agentes del INM pidieron a los migrantes formarse para que uno por uno puedan ser registrados e ingresar al país sin restricción alguna.

A diferencia de los primeros contingentes de la caravana migrante, en el puente fronterizo no había obstáculos como las altas vallas metálicas, ni antimotines federales que fueron observados en ocasiones anteriores.

Posterior al registro, los migrantes centroamericanos recibirán en un plazo de cinco días una “tarjeta de visitante por razones humanitarias”, según instruyó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Dicho documento tendrá una vigencia de un año.

Los migrantes deben portar un brazalete hasta obtener la tarjeta de visitante. Foto: @INAMI_mx

Los migrantes deben portar un brazalete hasta obtener la tarjeta de visitante. Foto: @INAMI_mx

Hasta obtener el documento, los migrantes pueden esperar en un albergue habilitado en Suchiate, o en Tapachula y deberán portar un brazalete con sus datos personales para que puedan entrar y salir en esta frontera. Es decir, para que esperen o descansen ya sea del lado mexicano o de lado guatemalteco. Con dicho instrumento pueden acceder a comida y atención médica en los módulos instalados en ambos lados de la frontera.

“México ha decidido entregarles a todos los migrantes la tarjeta de visitante por razones humanitarias; con esta tarjeta podrán transitar por el país y obtener trabajo en México”, explicó Héctor Hugo Alemán Pacheco, de la Dirección de Resoluciones Migratorias.

La noticia fue recibida entre aplausos por los migrantes, quienes corearon la palabra “¡Obrador!”, “¡Obrador!”, “¡Obrador!”.

“Estamos bien contentos por lo que está haciendo el presidente de México, por darnos el trámite para cruzar legalmente México para ir a buscar un buen empleo. Gracias por los niños, gracias por ellos. ¡Que Dios lo bendiga!”, dijo Maynor Ovando, uno de los cientos de migrantes que este día empezaron su trámite en las oficinas del INM.

Además de estos mil migrantes, otros mil habrán llegado al caer la noche, y se prevé una cifra similar para el 18 de enero.

Durante el fin de semana se espera que más de tres mil migrantes se encuentren en esta frontera.

Algunos migrantes podrían decidir no registrarse y cruzar de forma ilegal por el Río Suchiate para pretender llegar por su cuenta propia hacia la frontera norte con Estados Unidos.

 

Comentarios