Con tres desaparecidos en 2009, la familia Alvarado rechaza Guardia Nacional militarizada

María de Jesús Alvarado, contra la Guardia Nacional con militares. Foto: Facebook María de Jesús Alvarado, contra la Guardia Nacional con militares. Foto: Facebook

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde el exilio, las hijas y la hermana de Nitza Paola Alvarado Espinoza, desaparecida en 2009 junto con sus primos José Ángel Alvarado y Rocío Irene Alvarado Reyes, recordaron a los legisladores mexicanos el sufrimiento de los familiares de víctimas de desaparición, causado por elementos del Ejército Mexicano, y en ese sentido rechazaron la Guardia Nacional militarizada.

En noviembre pasado, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) dio la razón a la familia y declaró culpable al Estado mexicano y al Ejército por la desaparición de las tres víctimas, quienes fueron privadas de la libertad el 29 de diciembre de 2009 en el ejido Benito Juárez del municipio de Buenaventura, en el estado de Chihuahua, dentro del Operativo Conjunto Chihuahua.

Fue en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa cuando se implementó ese operativo que dejó miles de víctimas de homicidio, desaparición y desplazamiento forzado. En esa época, el Ejército realizaba labores de seguridad y desempeñaba tareas fuera de sus funciones tradicionales, en el marco de la guerra contra el crimen organizado.

En la página de Facebook del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm), que ha representado jurídicamente a la familia, Nitza Sitlali Alvarado, una de las hijas de Nitza Paola, precisa que han vivido la mala experiencia de las violaciones de derechos humanos que cometieron los militares contra la población.

“Yo pienso que no tendrían nada qué discutir (los legisladores), todo está muy claro. Nosotros tuvimos la mala experiencia con los militares, porque los soldados cometieron algo muy grave con nuestra familia. Y aun así el Estado, el gobierno, los defendió, y no pienso que ahora ellos quieran hacer lo mismo”, puntualizó.

A nombre de la familia, María de Jesús Alvarado, quien se ha hecho cargo de las tres hijas de su hermana (Mitzi Paola, Nitza Sitlali y Deisy), dijo que rechazan rotundamente que la seguridad en México quede en manos de militares, en referencia a la Guardia Nacional propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Porque hay una sentencia condenatoria y se atribuye responsabilidad a los militares. Porque ha sido la lucha incansable por nueve años de las familias, y decirle al gobierno: fue el Ejército, queremos peor condena, que se sancione a los responsables. Se tiene que dar cumplimiento (a la sentencia de la CoIDH), tienen que ser condenados por esto que hicieron, que es el delito de desaparición forzada.

“Hacemos un llamado a los diputados que debaten el tema de la Guardia Nacional. La familia Alvarado nos oponemos rotundamente a la militarización. Cuando eres familiar de una víctima de desaparición forzada, y más por un mando militar, conoces las graves violaciones a los derechos humanos que comete el Ejército a los derechos humanos. Hacemos un llamado a que reconsideren, debería quedar en manos de un mando civil y no militar”.

Comentarios

Load More