Coparmex reprueba nombramiento de Gertz; “un fiscal carnal va a defender siempre al Ejecutivo” (Video)

“No al fiscal carnal”, dijo Gustavo de Hoyos Walther en la conferencia de prensa. Foto: Twitter @Coparmex “No al fiscal carnal”, dijo Gustavo de Hoyos Walther en la conferencia de prensa. Foto: Twitter @Coparmex

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, reprobó el nombramiento de Alejandro Gertz Manero como fiscal general de la República.

“Los mexicanos no podemos aceptar este engaño a la democracia, este cambio que es sólo de carácter cosmético. Cambió el nombre de la institución, pero sigue la dependencia del Ejecutivo. El interino del presidente se convierte en el fiscal general de la República, subordinado al presidente”, soltó el empresario.

Para la Coparmex, es necesario modificar el proceso de nombramiento del fiscal general, porque como se llevó a cabo en estos días no garantiza su independencia.

Por el contrario, subrayó, esta institución nace viciada de origen, porque “un fiscal carnal” va a defender siempre al Ejecutivo, va a perdonar a los aliados y a perseguir a los adversarios.

“Ahí están los procesos del Encino, de Ayotzinapa, de los Duartes y de Anaya, que dan testimonio de ello… Con el modelo actual se corre el riesgo de que los fiscales especializados en anticorrupción, derechos humanos, delitos electorales y asuntos internos, sean siempre sujetos a balancearse en la cuerda floja. Si investigan o tocan los delitos del poder o sus intereses, corren el riesgo de ser separados de inmediato de sus cargos”, soltó.

De Hoyos Walther recordó que desde 2014, cuando fue aprobada la conformación de la Fiscalía General de la República –en sustitución de la Procuraduría (PGR)–, advirtió que el marco legal con el que se creó era insuficiente para garantizar una Fiscalía autónoma, eficaz e independiente, capaz de perseguir los delitos eficientemente y respetando los derechos humanos.

“Los mexicanos esperamos más de cuatro años para una reforma que permitiera el bien hacer de la Fiscalía General. Desafortunadamente, los cambios legislativos no llegaron y el pasado 14 de diciembre fue aprobada una Ley Orgánica de la Fiscalía General de la Nación apartada de las expectativas de contar con una institución que no estuviese sujeta a los designios, tiempos, vetos y pasiones del presidente de la República en turno”, remató.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More