Excolaborador de Guillermo Padrés queda libre bajo fianza

Bernardo Campillo, exsecretario de Salud con Guillermo Padrés. Foto: Especial Bernardo Campillo, exsecretario de Salud con Guillermo Padrés. Foto: Especial

HERMOSILLO, Son. (apro).- La aprehensión de Bernardo Campillo García –secretario de Salud en el sexenio de Guillermo Padrés– en Durango, el pasado 1 de enero, fue ampliamente difundida por la Fiscalía Anticorrupción de Sonora (FAS), pero su excarcelación se hizo “a escondidas” de los medios de comunicación.

El titular de la FAS, Odracir Espinoza Valdez, confirmó que Campillo continúa sujeto a proceso penal, pero como no es grave el delito que se le imputa (falsear datos en su declaración patrimonial), continuará su juicio en libertad.

Añadió: “Tenemos entendido que pagó una fianza y lleva su proceso en libertad (en Sonora). Como lo hemos reiterado de manera insistente, estos delitos que llevamos nosotros alcanzan fianza”.

El pasado martes 1, el excolaborador de Padrés fue detenido en el municipio de Guadalupe Victoria, Durango.

En aquella ocasión el informe oficial que envió el gobierno sonorense detallaba: “De ser encontrado culpable puede hacerse merecedor a una sentencia de dos meses a seis años de prisión”.

En la cadena de ilícitos supuestamente perpetrados por Campillo García destacan: el desvío de recursos públicos, la contratación de “aviadores” y el descuido al Hospital General del Estado.

El 14 de abril de 2015, cuando aún se encontraba en funciones, el fue denunciado penalmente ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el presunto desvío de 250 millones de pesos, peculado, tráfico de influencias y asociación delictuosa.

Paralelamente se inició el proceso administrativo 614/10 ante la Contraloría General del Estado (CGE) por la supuesta contratación de 108 “aviadores” al servicio del Sindicato Federal, Sección 43, que en ese entonces dirigía Mario Villalobos García.

El cirujano Carlos González Méndez explicó que la denuncia que interpuso ante la PGR la fundamentó en la retención de casi 50% del salario de cuatro mil 800 trabajadores adscritos al sector salud sonorense.

También evidenció que de 2010 a la fecha el gobierno estatal incumplió con la homologación de salarios acordada con la federación, por lo que el personal de salud sólo recibe la mitad del sueldo que por ley le corresponde.

En una comparecencia ante el Congreso local, el excolaborador de Padrés fue cuestionado sobre la denuncia de un paciente que fue atendido y abandonado en el suelo durante horas, a lo que respondió: “Él solo se tiró”.

Y el 3 de noviembre de 2016 fue boletinado con “ficha azul” por parte de la Interpol, supuestamente porque durante su administración al frente de la Secretaría de Salud estatal se detectó el desvío de recursos públicos por un monto superior a los dos mil 376 millones de pesos en recursos federales y estatales.

Comentarios

Load More