Acuden cientos en busca de una plaza como conductor de pipa de Pemex

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Cientos de personas acudieron al Campo Militar 1 A, en la capital del país, en respuesta a la convocatoria del presidente Andrés Manuel López Obrador para contratar a dos mil conductores de pipas que repartirán combustible por el país.

Los primeros interesados llegaron alrededor de las 9 de la mañana tras escuchar en la conferencia de prensa matutina que la paga sería de 14 mil 500 pesos, con prestaciones de ley.

Uno de los solicitantes de empleo, Jesús Cerón Hernández, no perdió el tiempo y se presentó en el Campo Militar; él es trailero con 33 años de experiencia y, aunque considera que el ramo de los transportes no es mal pagado, quiere una oportunidad de tener estabilidad social y prestaciones, además de un descanso establecido.

No le preocupa el tiempo que dure la selección, pues está acostumbrado a no estar en casa, ya que en el ramo se pierden navidades, años nuevos y nunca se tiene tiempo para la familia.

Afuera de la reja verde, resguardada por militares, la gente verificaba su documentación en folders amarillos, azules y de plástico transparente. La mayoría son hombres de entre 30 y 50 años de edad, mientras del lado opuesto de la fila, esposas e hijos esperan a quien entraron en busca de mejores oportunidades. Se retiran cuando, mediante una llamada, les avisan que “va para largo”.

Ildefonso González Martínez llegó a las 11 de la mañana. Vio la conferencia matutina cuando la secretaria del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Luisa María Alcalde, hizo el anuncio y decidió acudir, ya que es desempleado y a sus 57 años de edad se ha vuelto complicado obtener un empleo.

Pipas que fueron utilizadas para la prueba de manejo de los aspirantes. Foto: Octavio Gómez
Pipas que fueron utilizadas para la prueba de manejo de los aspirantes. Foto: Octavio Gómez

Para Ildefonso, con 26 años de años de experiencia en la conducción de tráilers, este trabajo es una oportunidad para progresar; además, conoce el manejo de materiales peligrosos, por lo cual espera ser seleccionado.

La seguridad no le preocupa, pues afirma que los traileros se enfrentan a la maldad día y noche en la carretera; la diferencia, dice, está en que trabajando para el gobierno los salarios son mejores, tendría prestaciones y un horario establecido, además de que tendría la oportunidad de servir a su país.

El proceso de selección se dividió en tres etapas: la primera es cumplir los requisitos, que son tener de 25 a 60 años y contar con la documentación necesaria requerida ­–acta de nacimiento, CURP, comprobante de domicilio, identificación oficial con fotografía, currículum y licencia federal tipo E–.

Aunque en la conferencia matutina se afirmó que aceptaría la licencia de manejo tipo B o C, en cuyo caso los conductores tendrían que acreditar dos años de antigüedad. Sin embargo, ya en el Campo Militar aclararon que sólo aceptarían la licencia E, por lo cual decenas de aspirantes salieron decepcionados.

Además, los candidatos tendrán que acreditar un buen estado de salud y aprobar un examen de manejo previsto para la tercera etapa; sin embargo, a las 6 de la tarde el proceso apenas iba en la segunda etapa, es decir, en la realización del examen médico, mientras que las pruebas de manejo supervisadas por personal de Pemex no habían comenzado.

Las mujeres también respondieron a la convocatoria. María del Carmen Servín Vargas llegó a las inmediaciones de Avenida Conscripto a las 2:30 de la tarde, luego de que amigos y familiares le informaran del empleo que el gobierno federal ofreció, con la esperanza de sacar a su familia adelante y de hacer lo que más le gusta.

Pipas que fueron utilizadas para la prueba de manejo de los aspirantes. Foto: Octavio Gómez
Pipas que fueron utilizadas para la prueba de manejo de los aspirantes. Foto: Octavio Gómez

Desde muy pequeña, María del Carmen supo que quería dedicarse a ser chofer de pipa, como su papá, y fue en 2009 cuando logró obtener su licencia federal tipo E para conducir este tipo de unidades con materiales peligrosos. Asegura que siempre ha tratado de enseñarle a sus hijos que luchen por sus sueños, y es por eso que acudió al proceso de selección, del que pretende salir airosa, pues cuenta con la experiencia necesaria.

La mujer, quien roba la atención de los aspirantes por su cabellera roja, dice apoyar la estrategia del presidente contra el robo de combustible y afirma tener la camiseta bien puesta.

A las 6 de la tarde concluyó el horario establecido para la recepción de los candidatos y al menos un centenar de personas aún aguardaba en la fila en espera de poder ingresar al Campo Militar y postularse para el empleo.

Las autoridades esperan que mañana llegue más gente y que lo hagan desde muy temprano, e incluso no descartan que alguien se quede a dormir ahí afuera.

Personal de Pemex consideró la posibilidad de alargar el plazo para que quienes sean contratados este fin de semana comiencen a operar, puesto que de no poseer la experiencia necesaria tendrían que someterse a capacitación, cuya duración aproximada es de dos semanas.

Comentarios

Load More