Cae presunto homicida de estudiantes de la UAM; un alumno que sobrevivió al ataque lo identificó

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un sujeto de 30 años con antecedentes penales fue detenido ayer como presunto responsable de asesinar a dos jóvenes y herir a uno más –todos estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)-Xochimilco–, el pasado 15 de diciembre.

Así lo informó la procuradora general de Justicia, Ernestina Godoy, e indicó que el sujeto fue trasladado al reclusorio preventivo Oriente.

El día de los hechos, Juan Manuel Cedillo García, del sexto trimestre de la licenciatura en Diseño de la Comunicación Gráfica, murió en el lugar del ataque, mientras que Gerardo Torres Brito, del onceavo trimestre de Sociología y representante estudiantil, falleció tres días después en el hospital, y Josué Eduardo Córdova Palacios, del quinto trimestre de Sociología, fue hospitalizado.

En conferencia, este martes, la funcionaria local explicó que el estudiante que sobrevivió a la agresión ayudó a la Policía de Investigación (PDI) a realizar el retrato hablado del atacante. Con esa información, la autoridad buscó en su Banco de Datos de personas con antecedentes criminales y halló coincidencias con la descripción.

Al presentarle varias fotografías a la víctima, ésta identificó al ahora imputado. Con ello, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina obtuvo una orden de aprehensión en su contra.

Según el director de la PDI, Bernardo Gómez del Campo, la policía detectó que en 2013 el presunto responsable estuvo preso, acusado de disparo de arma de fuego y posesión de arma prohibida, pero fue preliberado.

Además, se descubrió que el arma calibre 9 milímetros con la que disparó a los estudiantes “fue usada en un homicidio tres horas antes”, dijo Godoy, pero no dio más detalles.

Con esos datos, el presunto agresor fue ubicado “en sus sitios habituales” hasta ser capturado en la colonia El Molino, alcaldía de Iztapalapa. La procuradora dijo que buscarán que el juez encargado del caso le gire una orden de vinculación a proceso.

De acuerdo con las autoridades, el presunto asesino no se resistió a la detención y se reservó su derecho a declarar. “Se ve que tiene experiencia en este tipo de casos por el ingreso anterior y no hubo ningún problema en su aseguramiento y su traslado”, apuntó Gómez del Campo.

Por último, las autoridades reiteraron que la agresión ocurrió cuando los estudiantes se encontraban en una fiesta y tuvieron una riña con otros sujetos. Al salir del lugar, uno de ellos les disparó. El agresor y las víctimas supuestamente no se conocían.

La UAM manifestó su “preocupación por el clima de violencia que rodea a los jóvenes todos los días, y pidió que ésta no sea normalizada, reflejo del deterioro de los vínculos sociales y comunitarios en todo el país”.

Comentarios