Se normalizará abasto a Monterrey, si termina daño a ductos: Pemex

MONTERREY, N.L. (apro).- Petróleos Mexicanos informó que se normalizará la distribución de combustible en esta ciudad, afectada por problemas de desabasto, si es que se evitan las afectaciones a los ductos a nivel nacional, provocadas por robos al hidrocarburo.

En un escueto boletín, la empresa aseguró que no hay escasez del producto y que las Terminales de almacenamiento y despacho (TAD) cuentan con inventario suficiente para abastecer la demanda de los autos de esta zona metropolitana.

Señala el comunicado difundido hoy: “La distribución y abasto de combustible en el país, se normalizará en la medida en que los ductos de Petróleos Mexicanos dejen de sufrir daños por extracción ilegal derivado de tomas clandestinas. Personal especializado de la empresa labora diariamente para atender y reparar los ductos que han sido vandalizados”.

Sin aportar mayor información, se señala en el texto que Pemex efectúa las medidas necesarias para establecer a corto plazo la distribución de combustible en estaciones de servicio de la zona metropolitana de Monterrey, Nuevo León.

“Se dispone de inventario y condiciones de abasto para la distribución de gasolinas con la operación de la refinería de Cadereyta y con la reanudación del ducto Madero– Cadereyta”, dice el texto, sin entrar en detalles de cuáles acciones se hacen para la normalización del abasto.

Señala que el plan para combatir el robo de combustible contempla el uso de medios de transporte más seguros y reacomodos en la logística de distribución del energético, como es la compra de pipas y el reclutamiento de personal para fortalecer la entrega.

La empresa pide a la ciudadanía que evite caer en la especulación y recurrir a las compras extraordinarias.

“Petróleos Mexicanos seguirá implementando las acciones necesarias para erradicar el llamado huachicoleo que daña al patrimonio de los mexicanos y pone en riesgo la integridad y seguridad de la población. Se invita a la sociedad a denunciar este ilícito al número 01800 228 9660 y al correo vigilante@pemex.com”, concluye el boletín.

Desde el lunes por la noche Monterrey y la zona metropolitana de Nuevo León enfrentan problemas de desabasto debido a que han sido afectados los ductos con perforaciones, y a que se han suspendido las vías de suministro a la Refinería de Cadereyta, que distribuye una parte del combustible.

En Nuevo León hay unas 700 estaciones de servicio. El problema mayor es por el suministro de la gasolina Magna, que han dejado de surtir un 25% de los establecimientos.

A causa de los rumores de desabasto, se han reportado largas filas en las gasolineras, lo que ha provocado molestia entre los conductores.

 

Comentarios