#Podcast Tlahuelilpan: Se veía venir

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, un pueblo de agricultores que cultiva alfalfa y otros productos, revela la magnitud del fenómeno del huachicoleo, tolerado desde hace años por las autoridades de los tres niveles. Proceso recorrió la zona siniestrada, donde el reportero Mathieu Tourliere contó 54 cuerpos carbonizados la madrugada del sábado 20, cuando la gente se desbordó y comenzó a buscar a sus familiares. Cinco días después la cifra oficial de muertos llegaría a 100. En los testimonios recabados los lugareños refieren cómo hace años la ordeña de ductos transformó la apacible comunidad que ahora llora a sus deudos.

Comentarios

Load More