Paro de trabajadores de la Fiscalía de Guerrero cumple octavo día

CHILPANCINGO. Gro. (apro).- Trabajadores de la Fiscalía General del estado (FGE), que demandan el pago de un bono de riesgo de siete mil 750 pesos mensuales y un aumento salarial del 50%, cumplieron ocho días en paro laboral, dejando suspendidas las funciones de investigación y consignación de delitos en la entidad.

Los inconformes, un promedio de 800 peritos, agentes del Ministerio Público y policías ministeriales, mantienen cerrada desde el pasado miércoles 16, la sede de la FGE en esta capital y de manera paulatina, han suspendido labores en agencias del Ministerio Público en las siete regiones guerrerenses.

Ello debido a que el titular de la FGE, Jorge de los Santos Barilla y funcionarios de la Secretaría de Finanzas del gobierno estatal, se han negado a cumplir con un pliego petitorio presentado por los trabajadores desde el año pasado, informaron los inconformes.

Las demandas principales son el pago de un bono de riesgo de 250 pesos diarios que suman siete mil 750 al mes para cada trabajador operativo, así como un aumento salarial del 50% para todos los empleados, argumentando que desde hace nueve años el salario no incrementa, pese a los aumentos presupuestales anuales solicitados por los gobernadores en turno y autorizados por el Congreso local.

El escrito de los paristas recuerda que para el ejercicio fiscal de este año, el Legislativo autorizó un aumento presupuestal para la Fiscalía que asciende a 275 millones de pesos en comparación con los recursos ejercidos el año pasado, es decir, para 2019 suman mil 161 millones 995 mil pesos el presupuesto de la FGE.

El paro laboral comenzó la semana pasada, luego de que funcionarios de la Fiscalía advirtieron que el incremento presupuestal está planteado para otros rubros y no tienen proyectado otorgar un bono de riesgos y menos autorizar un incremento salarial para la base trabajadora.

Durante estos días, la comisión de trabajadores paristas se ha reunido con funcionarios del gobierno estatal pero no han obtenido respuesta favorable a sus dos demandas principales y acusaron recibir amenazas de despidos masivos y presiones para abrir los edificios públicos que permanecen cerrados.

En total suman 24 agencias del Ministerio Público y coordinaciones de Servicios Periciales cerradas en las regiones Centro, Montaña, Norte, Tierra Caliente, Costa Chica, Costa Grande y Acapulco, donde se registran diariamente el mayor número de delitos del fuero común, así como homicidios dolosos, señalaron.

El paro ha sido respaldado por el diputado federal por Morena, Rubén Cayetano García y la diputada local también morenista, Norma Otilia Hernández Martínez, quienes han planteado la necesidad de que el Fiscal comparezca ante el Congreso estatal para que informe sobre el esquema del gasto programado para este año.

También se pronunciaron a favor de la intervención del gobierno federal para resolver el conflicto.

En respuesta a la postura de los diputados de Morena, el gobernador Héctor Astudillo hizo un llamado a los legisladores para que se conduzcan con responsabilidad y anunció que después del viaje que realizó a España, tendrá tiempo para analizar las demandas de los paristas.

De esta forma, se cumplen ocho días de paro laboral en la Fiscalía y los trabajadores advirtieron que no van a levantar su protesta hasta obtener respuesta favorable a sus demandas.

Comentarios