Sedena admite alto rezago en inhabilitación de tomas clandestinas

El jefe del Estado Mayor de la Sedena, Homero Mendoza. Foto: Benjamín Flores El jefe del Estado Mayor de la Sedena, Homero Mendoza. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El robo de combustible sigue activo a pesar de las acciones del gobierno federal y, en 20 días, la secretaría del Defensa Nacional (Sedena) en conjunto con Petróleos Mexicanos (Pemex), detectaron mil 684 tomas clandestinas activas.

El jefe del Estado Mayor de la Sedena, Homero Mendoza, explicó que la falta de precisión en monitoreos impide avanzar en la inhabilitación de dichas perforaciones ilegales, por lo que hasta el momento sólo han podido localizar 239, en tanto, siguen en la ubicación de mil 22 fugas de combustible en los ductos de Pemex.

De acuerdo a la información ofrecida por el militar en Palacio Nacional, el ducto más averiado es el Tuxpan-Azcaptozalco, donde hasta el momento se ha identificado un total de 636 tomas clandestinas, pero sólo 184 ya fueron inhabilitadas.

En el ducto Tuxpan-Tula, se ubicaron 441 averías, con sólo 32 atendidas. En tanto, el tercer ducto con más incidencias es el Tula-Salamanca, con 336 tomas ilegales y 45 ya localizadas.

La revista Proceso en su edición de esta semana, dio a conocer que Pemex, a pesar de la localización de tomas clandestinas, no se da abasto en la inhabilitación.

“Nos quedan estas mil 22 (tomas ilegales) que nos obligan a hacer un esfuerzo adicional y la necesidad de que Pemex estructura células especiales para la atención”, dijo el general Mendoza.

En su exposición, el mando castrense mostró un video la expansión de una fuga en Querétaro, para ilustrar los daños ambientales y el riesgo para la población que acude a robar combustible.

Comentarios

Load More