Encuentran sin vida a menor desaparecida en Chimalhuacán; van dos feminicidios en el año en el Edomex

Los hechos ocurrieron alrededor de las 22:00 horas del miércoles 22. Foto: Especial Los hechos ocurrieron alrededor de las 22:00 horas del miércoles 22. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Giselle Garrido Cruz, la pequeña de 11 años que desapareció el 19 de enero, fue localizada sin vida ayer en un terreno baldío del municipio de Ixtapaluca, Estado de México.

Giselle, quien cursaba el sexto grado de primaria, salió de su casa en la colonia San Lorenzo, municipio de Chimalhuacán para ir a un café internet. Desde este lugar, la menor avisó a su mamá que esperaría a su padre, quien conduce una combi, para irse con él.

Sin embargo, nunca se encontró con su papá.

La última vez que alguien vio a Giselle fue al mediodía del sábado 19, cuando esperaba en la esquina de avenida central y Benito Juárez a que su padre la recogiera.

Al no saber nada de Giselle, sus padres comenzaron a buscarla, primero por internet y WhatsApp preguntando si alguien sabía dónde estaba, pero sin obtener respuesta decidieron acudir a la Ministerio Público del municipio donde tardaron más de seis horas en atenderlos.

De acuerdo con los padres, las autoridades tardaron más de 24 horas en emitir la ficha y la alerta Amber correspondiente, acciones que deben ser inmediatas para el caso de la localización de menores de 18 años.

Además, denunciaron que, en un primer momento, la policía municipal no les quiso mostrar los videos de seguridad captados por las cámaras aledañas, argumentando que se encontraban descompuestas, pero luego les mostraron imágenes que no correspondían a lo ocurrido.

Por tales inconsistencias, vecinos y familiares de Giselle decidieron salir a las calles para exigir la aparición de la menor y se sumaron a la marcha por los estudiantes de Ayotzinapa a 52 meses de su ausencia.

Sin embargo, ayer, tras ocho días de búsqueda, Giselle fue localizada sin vida por elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, quienes de inmediato informaron a sus padres para que reconocieran el cuerpo de la menor.

Durante el velorio de la pequeña que quería ser futbolista, su abuelo, consternado, pidió a las autoridades la pena máxima para los responsables de este terrible crimen.

El de Giselle sería el segundo caso de feminicidio de una menor en el Estado de México en lo que va del año, debido a que la madrugada del primero de enero fue hallada sin vida Camila, niña de nueve años que la última tarde del año salió a tronar cuetes en la colonia poder popular de Valle de Chalco y ya no volvió.

Familiares y amigos despidieron al medio día a Giselle, quien afirman era una niña muy risueña y sociable.

Comentarios

Load More