Avanzan acuerdos salariales para levantar huelga en Matamoros

REYNOSA, Tamps. (apro).- El Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales de la Industria Maquiladora (SOJIIM) en Matamoros, Tamaulipas, informó que se ha logrado un acuerdo previo con unas 20 empresas para un incremento salarial y un bono único, pero aún no se han firmado los convenios.

En su cuenta de Facebook, el líder sindical Juan Villafuerte publicó un video en el que actualizó el informe de empresas que han llegado a acuerdos con el gremio, que son “cerca de 20”. 

Cerca de  30 mil obreros de 45 empresas se fueron a huelga el viernes, demandando un aumento al salario del 20 por ciento y un bono único de 32 mil pesos por trabajador.

En Matamoros, actualmente, hay unos  70 mil empleados en la industria maquiladora,  incluyendo los de confianza, que laboran en unas 110 empresas que representan el 40 por ciento de la actividad económica de la ciudad fronteriza.

La Comisión de Desarrollo Económico del Congreso del Estado de Tamaulipas, que dirige la diputada Mónica González García, calcula que con el paro de 30 mil obreros se pierden 30 millones de pesos por semana, aproximadamente.

Rolando Gonzales Barrón, presidente de la Industria Maquiladora de Matamoros, señaló que las pérdidas en tres días suman unos 140 millones de pesos.

Experiencia en combatividad

Cirila Guerrero, directora general del Colegio de la Frontera Norte en Matamoros, explicó que el Sindicato de Obreros y Jornaleros es una organización combativa con una larga experiencia en movimientos obreros desde la época del líder sindical Agapito González Cavazos.

Mencionó que la huelga tiene como fundamento que el convenio colectivo del SOJIIM mantiene una cláusula que exige la revisión del salario cada ocasión que se decrete un aumento, como sucedió cuando Andrés Manuel López Obrador decretó un incremento del 10 por ciento al salario de la franja fronteriza.

Debido a ello, ahora los obreros negocian un 10% de aumento en su contrato colectivo más lo autorizado por el gobierno federal, para alcanzar un 20 por ciento de incremento.

“El movimiento laboral se está politizando y eso no conviene a ninguna de las partes involucradas, empresa, sindicatos y autoridades, por ello deben salir del conflicto los actores políticos”, concluyó Cirila Quintero.

Comentarios