Fiscales piden declarar culpable a El Chapo… porque “hay una avalancha de evidencias en su contra”

El Chapo escucha los argumentos de fiscales de EU. Foto: AP / Elizabeth Williams El Chapo escucha los argumentos de fiscales de EU. Foto: AP / Elizabeth Williams

NUEVA YORK (apro).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos pidió hacer responsable de sus crímenes a Joaquín El Chapo Guzmán y declararlo culpable de 10 cargos de narcotráfico y lavado de dinero.

“Que no escape a la responsabilidad de sus crímenes y declárenlo culpable de todos los cargos”, exhortó al jurado la fiscal Andrea Goldbarg, al concluir los argumentos de cierre sobre las imputaciones que le achacan a Guzmán Loera.

En la penúltima audiencia del largo proceso en contra del líder de una de las fracciones del Cártel de Sinaloa, Goldbarg resumió para el jurado –en poco más de cinco horas– lo que el gobierno estadunidense considera como evidencias contundentes que el capo es culpable de traficar, distribuir, vender drogas ilícitas y lavar el dinero procedente de la venta de los narcóticos en Estados Unidos.

“Hay una avalancha de evidencias en contra”, comenzó diciendo la fiscal del Departamento de Justicia en su soliloquio jurídico de cierre, luego de 37 audiencias del juicio que se lleva a cabo en la Corte Federal del Distrito Este, en Brooklyn, Nueva York, y que inició el 13 de noviembre de 2018.

De pie ante el jurado y señalando con su mano derecha al acusado, quien muy serio la miraba, Goldbarg pidió a los 18 integrantes del jurado que no olviden que se trata de un delincuente desalmado que incluso “torturó y ejecutó” a sus rivales en el negocio del tráfico internacional de cocaína, mariguana, heroína y metanfetaminas.

“En 25 años de historia criminal se convirtió en líder del Cártel de Sinaloa, con el objetivo de amasar miles de millones de dólares, y por ello usó la violencia y la corrupción para eliminar a quienes se interpusieran en su camino”, dijo la fiscal.

En la sala del juez Brian Cogan, al arranque del argumento final de sus acusadores, Guzmán Loera observó detalladamente a los integrantes del jurado, quienes posiblemente este viernes o la próxima semana determinarán si lo declaran culpable o inocente de los cargos.

Toda la atención de los presentes en la sala de la Corte se concentró en la fiscal, cuya responsabilidad es convencer al jurado de que El Chapo no es un mito, sino un narcotraficante extremadamente peligroso.

“Tenía un plan para conquistar el mundo de las drogas”, subrayó Goldbarg en referencia al capo sinaloense.

Y a grandes rasgos repitió fragmentos de las declaraciones contra El Chapo, realizadas por narcotraficantes que ahora cooperan con Estados Unidos, así como de agentes federales y especialistas, sobre múltiples operaciones de trasiego de drogas, lavado de dinero, y órdenes de tortura y asesinato de soplones y enemigos de los intereses del Cártel de Sinaloa.

La fiscal hizo un nuevo recorrido sobre las 36 audiencias previas del juicio, en las que, con extremo detalle, los criminales y agentes dibujaron al capo como el cabecilla de una organización de tráfico de drogas que obtuvo miles de millones de dólares en ganancias en Estados Unidos.

“Los sobornos, la tortura y los asesinatos eran una opción que tenía el acusado para escapar de la justicia”, insistió Goldbarg.

Y resaltó que El Chapo evadía a la justicia por temor a que fuera sentado ante un jurado en una Corte Federal de Estados Unidos, sabiendo que de ocurrirle no tendría escapatoria.

“Porque sabía que era culpable” –dijo–, Joaquín Guzmán Loera se escapó en enero de 2001 del penal de máxima seguridad de Puente Grande Jalisco; el 12 de julio de 2015 del penal del Altiplano, Estado de México, y lo planeaba hacer también a finales de 2016 de la cárcel de alta seguridad en Ciudad Juárez, Chihuahua, antes de ser extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2017.

“Él sabe que es culpable de tráfico de drogas en Estados Unidos”, puntualizó la fiscal del Departamento de Justicia.

A la penúltima audiencia del juicio contra El Chapo acudieron varias decenas de fiscales y agentes federales involucrados en las diferentes investigaciones relacionadas con el acusado. Su presencia limitó aún más el acceso de reporteros a la sala donde se juzga al sinaloense.

Hubo reporteros que, aunque llegaron a las 4:30 de la mañana a hacer fila afuera de la Corte –con una temperatura de -10 grados centígrados–, por la presencia de los fiscales y agentes fueron enviados a la sala adicional a escuchar y observar vía circuito cerrado el argumento de cierre de Andrea Goldbarg.

Faltando una hora para que iniciara la sesión, había una fila de más de 70 personas (en un 80% reporteros) esperando pasar las revisiones de seguridad para ingresar a las salas.

Y varios de los informadores en la fila mencionaron que este jueves, cuando la defensa de El Chapo presente al jurado su argumento de cierre, llegarán desde las 2 de la mañana a pararse ante las puertas de la Corte e Brooklyn.

El pronóstico del tiempo indica que este jueves la temperatura en Nueva York bajará a -13 grados centígrados.

Comentarios

Load More