Layda Sansores suspende obras de ampliación de la Línea 12 del Metro

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por no contar con un programa interno de Protección Civil y poner en riesgo a los habitantes de diversas colonias de Álvaro Obregón, este jueves la alcaldesa Layda Sansores suspendió temporalmente las obras de ampliación de la Línea 12 del Metro, que inició la administración de Miguel Ángel Mancera.

Acompañada de personal de Protección Civil de la demarcación con la que hizo un recorrido por la obra, ordenó parar los trabajos que realiza el consorcio formado por las empresas Prodemex, Proacon y Deterra en seis lumbreras de la obra que, según el proyecto, unirá las estaciones Mixcoac con Observatorio.

La primera lumbrera en suspender fue la ubicada en la colonia Primera Victoria, una de las más afectadas por dicha construcción.

La exsenadora explicó que la medida obedece a las denuncias de vecinos de la obra que acusan la aparición de fracturas y derrumbes en sus casas, presuntamente a consecuencia de la obra.

“Nosotros no somos peritos, no podemos determinarlo, pero por pura coincidencia se empezaron a sufrir estos daños a sus casas, estas fracturas, estos derrumbes, a partir de que comenzaron las obras del Metro”, afirmó en el sitio donde se desarrollan los trabajos.

Sansores San Román aseguró que la suspensión temporal se aplicó con base en la Ley del Sistema de Protección Civil. La empresa constructora, añadió, no presentó el Programa Interno de Protección Civil, “por lo que, tras existir riesgo inminente, se realizó la suspensión”.

De acuerdo con su explicación, toda construcción debe contar con dicho programa con los denominados “términos de referencia” y al hacer la revisión “a un documento entregado de forma económica por parte del consorcio Prodemex, Proacon y Deterra éste mostraba una serie de inconsistencias graves, por ejemplo: seguros vencidos, no exponen un plan de obra tanto de mitigación, así como de prevención”.

En total, afirmó, el área de Protección Civil encontró 38 inconsistencias en la obra. Y tras imponer los sellos de suspensión, avisó a la Dirección Jurídica de la alcaldía y al Instituto de Verificación Administrativa (Invea) para que se hagan las verificaciones correspondientes. Con base en los resultados, se determinará la clausura o el levantamiento de sellos, en caso de que cumplan con los puntos establecidos en el marco legal, informó.

La exdiputada dijo que “esta problemática es una herencia de la administración pasada y del consorcio constructor”. Añadió que “está abierta al diálogo” para solucionar la particularidad del caso y atender las demandas de los vecinos. “Entendemos que es una obra muy importante, pero son más importantes los seres humanos”, añadió.

Según Layda Sansores, los permisos al consorcio constructor y las acciones que ponen en riesgo a por lo menos 11 colonias de la demarcación “nunca fueron supervisadas por la administración del gobierno anterior y las empresas involucradas nunca han dado respuesta a las peticiones de los vecinos”.

Desde el pasado 27 de septiembre, durante la primera gira del presidente Andrés Manuel López Obrador por la capital del país y acompañado por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, la alcaldesa de Álvaro Obregón advirtió de los impactos sociales de la ampliación de la Línea 12 en varias colonias de la demarcación.

Hace casi seis años, el entonces gobierno entrante de Miguel Ángel Mancera suspendió la operación de 11 estaciones de la llamada Línea Dorada con el argumento de fallas que, dijo, ponían en riesgo su funcionamiento y la seguridad de los pasajeros.

Comentarios