Pobladores de Amatán exigen desarticular a grupos paramilitares y que la FGR atraiga el caso

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Aproximadamente dos mil personas participaron este viernes en una marcha-peregrinación en Amatán, para exigir el desmantelamiento del grupo civil armado que opera en ese municipio.

Movilización en Amatán. Foto: Especial

Además, demandaron justicia por la muerte de Carlos Guerrero Mayorga, Noé Jiménez Pablo y Jorge Santiago Álvarez, quienes encabezaron manifestaciones contra el cacicazgo político de los hermanos Carpio Mayorga. El primero fue ejecutado el 23 de noviembre de 2018 y los últimos dos el pasado 18 de enero.

Noé Jiménez era miembro de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional (CNPA-MN), mientras que Guerrero Mayorga y Santiago Álvarez formaban parte del Movimiento por la Paz, la Justicia y el Bien Común de Amatán.

Los tres luchaban contra del cacicazgo político local instaurado por los hermanos Wilbert y Manuel de Jesús Carpio Mayorga, quienes por casi 15 años han fungido como alcaldes de Amatán.

Jorge Alberto Galindo, miembro de la CNPA-MN, leyó un pliego de exigencias, entre las cuales está una dirigida al gobierno de Chiapas para desarticular a los grupos paramilitares, y otra hacia la Fiscalía General de la República (FGR), encabezada por Alejandro Gertz Manero, para que atraiga el caso de Amatán.

Al gobierno local, también le urgió el reconocimiento del Consejo Indígena y Popular de Amatán.

Tras las protestas, Manuel de Jesús Carpio Mayorga renunció ayer al cargo de alcalde, junto con los integrantes del ayuntamiento.

No obstante, los miembros de la CNPA-MN y del Movimiento de Amatán manifestaron que no basta con la renuncia de Manuel de Jesús, sino que es necesario desmantelar “su grupo paramilitar”.

Pero, además, que Carpio Mayorga pague con cárcel por las tres muertes ocasionadas al movimiento de resistencia civil pacífica, que intentó desmantelar la madrugada del pasado 17 de enero.

El párroco Marcelo Pérez Pérez, quien participó en la peregrinación, llamó a la paz a todos los grupos políticos y sociales, y que se construya un gobierno plural e incluyente donde todos juntos hagan realidad el desarrollo social, económico y cultural de la región.

Urge una paz fundamentada en la justicia y no debe haber impunidad en torno a los crímenes que ahí se han cometido, subrayó.

Hasta este viernes el Congreso local no había designado a las nuevas autoridades de Amatán. Sin embargo, los pobladores ratificaron a su consejo de gobierno autónomo ciudadano, porque no quieren nada con los partidos políticos en ese municipio, ya que –aseguraron– sólo dividen a la población y la confrontan.

Comentarios