“Green book”: Un viaje al interior

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La cinta Green book, dirigida por Peter Farrelly es un conmovedor viaje, en sentido figurado y literal, a las profundidades del alma y de una parte de Estados Unidos, a través del cual los personajes encontrarán algunas respuestas sobre su identidad.

Green book: Una amistad sin fronteras (Green Book, E.U.-2019) gira en torno al pianista Doc Don Shirley (Mahershala Ali) y a su guardaespaldas Tony Vallelonga (Viggo Mortensen) durante un tour realizado en la década de los 60 por el sur racista de los Estados Unidos.

El drama se centra en Tony, un carismático guardia de seguridad del centro nocturno, El Copa, quien posee una extraordinaria habilidad verbal para lidiar con los problemas, aunque a veces el uso de la fuerza funge como un gran complemento para su trabajo.

El destino y la necesidad reunirán a estos dos personajes. Y es que por un lado El Copa cierra unos meses por remodelaciones, situación que deja a Tony sin trabajo. Por su parte, Doc se embarca en una serie de conciertos en el sur de Estados Unidos con la intención de abrir la mente de los ciudadanos, y es que la segregación mantiene espacios para blancos y para negros.

Doc necesita a alguien que lo cuide y sea su chofer; ha escuchado muchas referencias con respecto a Tony, así que decide llamarlo para una entrevista de trabajo. Tony tiene sus prejuicios con respecto a los negros, sin embargo la necesidad lo llevará a aceptar el ofrecimiento del virtuoso pianista, no sin antes negociar un poco.

Ambos personajes son de mundos opuestos, no sólo por el color de su piel sino por su estrato social: Doc es un sujeto extremadamente educado, mientras Tony es una persona mundana, humilde, cuya cultura emana de lo que ha aprendido en las calles de su barrio neoyorquino. Además encaja en la perfección en su mundo mientras que Doc es muy blanco para los suyos pero muy negro para los blancos; así que no parece ser ni de aquí ni de allá.

Durante el viaje, las personalidades y estratos sociales de ambos irán teniendo sus fricciones, lo cual nos servirá para conocer a los protagonistas, al tiempo que se conocerán ellos mismos.

Green book: Una amistad sin fronteras es una cinta conmovedora y emotiva que se sale de lo cursi gracias a toques de comedia ácida surgidos de de las discrepencias de esta pareja dispareja: Las actuaciones de Mortensen y Ali son todo un deleite.

Al final, por muy trillado que pueda sonar, la cinta es un recordatorio de que más allá del color de nuestra piel y nuestros talentos, la condición humana es la misma para todos.

Comentarios