“Los años azules”

Se exhibe en la Cineteca Nacional Se exhibe en la Cineteca Nacional

CIUDAD DE MÉXICO apro).- Cinco jóvenes buscan su identidad y los caminos para lograr sus sueños y viven como roomies en una casa antigua que se va cayendo, por eso el título del largometraje Los años azules, ópera prima de Sofía Gómez Córdova.

La película de ficción, interpretada por Paloma Domínguez (Diana), Natalia Gómez (Angélica), Juan Carlos Huguenin (Andés), Ilse Orozco (Silvia) y Luis Velázquez (Jaime), se encuentra en la cartelera cinematográfica de México desde el 18 de enero.

Gómez Córdova relata en entrevista que trató de compartir “cómo nos sentimos con respecto a ese tiempo en el que poseemos muchas incertidumbres, al mismo tiempo son épocas en el que construimos nuestras identidades y además tratamos de entender de dónde venimos”.

La cineasta enfatiza:

“En efecto, es un tiempo muy azul por esa incertidumbre y también hay muchas cosas malas que se quedan atrás y otras que son muy lindas pero que se deben acabar”.

-Usted ha editado varias cintas, y esta es su primera dirección, ¿cómo se sintió estar al frente de Los años azules?

-Hemos tenido la fortuna que nos han premiado en varios festivales. Es el primer largometraje que dirijo, y sí he trabajado en otros proyectos como editora o como guionista, y me gusta mucho dirigir, como también me gusta hacer las otras cosas. Como directora es interesante el trabajo con los actores: ir creando con un equipo de personas algo desde lo abstracto y tomando decisiones para que resultara algo tangible. Es un proceso que yo disfruto mucho, y aunque es mi primera película, como directora había muchos procesos que yo a través de la observación y al trabajar con materiales de otros directores, tenía más o menos estudiados, obviamente no perfeccionados, pero no me eran ajenos.

En la trama, se destaca una vieja casona casi derruida, pero habitan cinco jóvenes y un gato, el único habitante permanente de ese lugar. Ahí coexisten en débil armonía hasta que la llegada de una extravagante inquilina los transforma en una fugaz y disfuncional familia.

Gómez Córdova
 nació en el estado de Aguascalientes. Estudió cine en la Universidad de Guadalajara, donde actualmente trabaja como docente. Durante varios años ha laborado como editora, guionista y directora en un colectivo de creativos y compañías productoras locales unidos por la visión de fortalecer la industria de cine en la provincia de México. En el 2015 cofunda Brujazul para el desarrollo, producción y distribución de cine, televisión y proyectos educativos.

Ha editado más de una docena de cortometrajes y coeditó los largometrajes documentales La hora de la siesta, de Carolina Platt, y Retratos de una Búsqueda, de Alicia Calderón. Es coguionista de Somos Mari Pepa, de Samuel Kishi, exhibida en la categoría Generation de la Berlinale.

Paloma Domínguez platica que Los años azules es un retrato de varias situaciones que él mismo pasó en un periodo de búsqueda de la identidad:

“Aquí, cada uno de los personajes retrata a su manera esa búsqueda y la de encontrar una familia, aunque no fuera la familia sanguínea. Esos aspectos pueden establecer un lazo de identificación y de conexión prácticamente con cualquier tipo de espectador porque de alguna u otra forma, todos hemos pasado por ahí, algunos salimos mejor librados, y otros no.

“En el caso de Diana, tuve una empatía inmediata porque yo encontraba muchas similitudes conmigo misma. Ella también es una actriz y estaba viendo qué hacer en el teatro. Se encuentra muy entusiasmada y al mismo tiempo muy decepcionada del gremio. Platicábamos todo el equipo de trabajo que pertenecemos a una generación con expectativas muy altas de nosotros mismos pero que nos cuesta mucho trabajo enfrentarlas porque ya no queremos hacerlo de la misma manera que nuestros padres, por eso ya no nos entendemos tanto, y también en el círculo artístico, no mantenemos muy claro cuáles son las dinámicas que si queremos echar a andar, eso resulta muy complicado y muy confuso. Igual me identifiqué con este personaje por mi condición de foránea, soy de Aguascalientes, y se da esa relación conflictiva con los padres, y esta sensación, a veces, de mucha desprotección”.

En tanto, Luis Velázquez enfatiza:

“Es un tema universal el proceso de maduración, todos pasamos por ahí. Pueden ver la película gente joven y muy adulta, porque muchas personas están pasando por eso y otras ya pasaron esa etapa. También se muestra en esta cinta como encontrarte contigo mismo a partir de la convivencia con el otro. Se trata de aprender de ti mirando al otro”.

En cuanto a su papel cuenta que el chico que recrea “por su sexualidad puede ser tachado, juzgado, pero en esta película no sucede eso, solo por el padre que no aparece en la historia”.

Los años azules también puede verse en la plataforma www.filminlatino.mx

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More