Remesas aumentan 10% en 2018 hasta alcanzar los 33 mmdp

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las remesas alcanzaron por tercer año consecutivo una cifra récord al registrar un flujo de 33 mil 481 millones de dólares durante el 2018, informó el Banco de México (Banxico).

No es cualquier cifra, significa un aumento del 10.5% respecto al 2017 cuando los envíos de los mexicanos radicados en el extranjero ascendieron a 30 mil 291 millones de dólares, en un entorno donde el presidente Donald Trump ha endurecido las medidas antimigrantes en el vecino país del norte.

Además dicha cifra supera a los ingresos que tuvo México por Inversión Extranjera Directa (IED), estimados en 32 mil millones de dólares; y a los del turismo que equivalen a 22 mil 440 millones de dólares.

De acuerdo con el análisis de BBVA Research, para el envío de las remesas en 2018 se registraron cerca de 104 millones de operaciones de envío, con una remesa promedio de 321.4 dólares.

Mientras que los meses en los que se recibieron mayores ingresos por remesas fueron mayo, con tres mil 156 millones de dólares, y junio con tres mil 141 millones, seguidos en orden de importancia de los meses de octubre, diciembre y noviembre.

Siete estados concentran remesas

En 2018, cerca de la mitad de las remesas que llegaron al país se concentraron en solo siete entidades federativas:

Michoacán (con un total de tres mil 393 millones de dólares), Jalisco (tres mil 288 millones), Guanajuato (tres mil 046 millones), Estado de México (mil 903 millones), Oaxaca (mil 731 millones), Puebla (mil 699 millones) y Guerrero (con mil 615 millones de dólares).

A su vez, las entidades que tuvieron las mayores tasas de crecimiento anual en 2018 fueron Chiapas con un aumento del 25.7%, Tabasco con un alza del 25.6%, Chihuahua en 19.1%, Baja California Sur con un incremento del 16.9% y Sonora que tuvo un crecimiento del 16.8%.

Si la lupa se acerca a nivel municipal, Tijuana, Baja California, fue el que más remesas recibió con un monto de 450 millones de dólares. Le siguen Puebla con 435 millones, Morelia, con 426 millones, y Guadalajara con 421 millones de dólares.

“Cabe mencionar que esto no necesariamente implica que muchas de estas remesas llegan a familias que residen en estos municipios receptores. Esto debido a que, al ser centros urbanos regionales importantes, es posible que muchas familias receptoras de remesas provengan de municipios aledaños y realicen los cobros de las remesas en las ciudades más cercanas ya sea por motivos de infraestructura de pago, temas de seguridad, facilidad de transportación o para la realización de alguna compra”, precisó el análisis de BBVA Research elaborado por Juan José Li Ng.

El 97.7% de los envíos de dineros de los paisanos radicados en el extranjero se reciben en México por transferencias electrónicas; 1.8% son enviadas en efectivo o en especie y 0.5% por Money Orders. Los bancos pagan 28.3% de las remesas que llegan a México, y las instituciones no bancarias (tiendas, farmacias, autoservicios, etc.) el restante 71.7%.

Del total de las remesas que recibe México, 94.1% fueron enviadas desde Estados Unidos con cerca de 31 mil 519 millones de dólares; lo que significa que casi todos los ingresos por remesas provienen de un solo país. Otros países con montos importantes en el envío de remesas a México son Canadá (con solo 507 millones de dólares) como segundo lugar y Reino Unido (con 181 millones) como tercer lugar.

Proyecciones 2019

Para el año que viene, BBVA Research estima que las remesas continuarán su senda, debido a las favorables condiciones económicas y a la baja tasa de desempleo en Estados Unidos, que en los últimos meses oscila alrededor de 4.0% el nivel de desempleo.

“Estimamos que las remesas podrían tener en 2019 un crecimiento de 6.9% y llegar a un monto de 35 mil 790 millones de dólares, con lo que llegarían a un nuevo máximo histórico”, adelantó.

No obstante, acotó, se debe considerar que el flujo de remesas a México podría verse afectado ante la posibilidad de que la administración del presidente Trump aplique medidas antimigrantes más severas o grave directamente el flujo de este recurso, como amenazó durante su campaña presidencial.

“Si bien estas medidas podrían tener ciertas repercusiones, consideramos que el factor más importante es el económico: lo que podría ocasionar impactos importantes en los flujos futuros de las remesas a México sería una disminución de la actividad económica en Estados Unidos”, precisó Juan José Li Ng.

 

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios