Las gasolinerías, pingüe negocio de una élite

Una de las formas en que se favoreció a la élite del poder el sexenio pasado fue el otorgamiento de permisos de la Comisión Reguladora de Energía para operar gasolinerías. El círculo de funcionarios y empresarios cercano a Enrique Peña Nieto, familias de exgobernadores y líderes del PRI, así como el entorno de los caciques sindicales, se apoderaron de buena parte de los más de 12 mil permisos que se repartieron entre 2015 y 2018.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto el negocio de las gasolinerías se convirtió en un gran festín al que fueron invitados familiares del mandatario, funcionarios, exgobernadores, alcaldes, caciques políticos, diputados y senadores, líderes sindicales, prestanombres y otros contratistas consentidos.

Entre 2015 y 2018, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) otorgó 12 mil 214 permisos para la operación de gasolinerías.

Sólo en la sesión del 15 de octubre de 2015, que duró menos de hora y media, los comisionados de la CRE autorizaron “por unanimidad” el otorgamiento de 2 mil 79 permisos.

Proceso revisó 4 mil 793 de estos documentos que se entregaron a mil 792 concesionarios, entre empresas y particulares. Tras una búsqueda en el Registro Público del Comercio (RPC) este semanario identificó a mil 105 personajes vinculados por vía accionaria con estas concesiones, 292 de los cuales tenían una actividad política importante, principalmente en el PRI.

Destacan integrantes de la élite mexiquense asentada en el llamado Grupo Atlacomulco, al que pertenece Peña Nieto: Carolina Monroy del Mazo –su prima lejana– tiene, junto con su esposo Ernesto Nemer Álvarez, la empresa ECV, SA de CV, la cual opera una gasolinería en la carretera Toluca-Naucalpan que construye el empresario Juan Armando Hinojosa Cantú.

Nemer, ahora secretario técnico del PRI nacional y diputado federal, fue pieza clave de Peña Nieto en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) durante la gestión de Rosario Robles Berlanga y posteriormente encabezó la Procuraduría Federal del Consumidor, encargada de verificar las gasolinerías.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2205, ya en circulación)

Comentarios