AMLO se desmarca de liberación de Padrés: “Respeto la decisión del poder Judicial”, dice 

El presidente se dijo respetuoso de la independencia del poder Judicial, y afirmó que no hay persecución política. Foto: Eduardo Miranda El presidente se dijo respetuoso de la independencia del poder Judicial, y afirmó que no hay persecución política. Foto: Eduardo Miranda

HERMOSILLO, Son. (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador, se deslindó de las resoluciones judiciales dictadas para que el exgobernador sonorense, Guillermo Padrés Elías, encare en libertad condicional los procesos penales que se le siguen por  desvío de fondos públicos, operación de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa, lavado de dinero y evasión fiscal equiparable.

“Nosotros somos respetuosos de la independencia del poder Judicial, no hay persecución política, no se usa el gobierno para perseguir opositores como era costumbre, de que fabricaban delitos a adversarios”, justificó el mandatario mexicano en su conferencia de prensa matutina de este lunes.

Antes cuando un político “caía de la gracia” de los gobernantes en turno, relató López Obrador, eran “perseguidos” aunque perteneciera al mismo régimen, pero “eso se terminó”.

“Respeto la decisión del poder Judicial y lo que queda de manifiesto, en este caso, es de que el nuevo gobierno no actúa por consigna, es decir, no se le obliga a ningún juez a que castigue a nadie”, insistió.

Y después enfatizó:

“Nosotros no tenemos fobia contra nadie, ni vamos a utilizar la ley para tomar represalias”

Las palabras del presidente contrastan con las declaraciones de Antonio Lozano, abogado defensor de Padrés, quien aseguró que su cliente estuvo recluido dos años, dos meses, y 22 días por “motivos políticos”.

“Al licenciado Guillermo Padrés lo encarcelaron por motivos políticos. Es evidente que la Procuraduría General de la República fabricó una averiguación en este caso, una que ni siquiera hubo un conocimiento previo”, acusó el litigante.

Alrededor de las 9:18 de la noche del sábado pasado, hora del centro del país, el político sonorense ultimó detalles en la barandilla del Reclusorio Oriente, de Iztapalapa, para después abordar una camioneta color blanco, sin emitir declaraciones a la prensa.

Antonio Lozano ofreció una escueta entrevista en la que presumió que el mandatario sonorense ya superó todos los delitos que se le imputan a excepción del de evasión fiscal equiparable. “Ha recibido ocho resoluciones positivas, solo le restan un par”, presumió.

Reacciones

La excarcelación de Padrés generó un vendaval de comentarios positivos y negativos entre la clase política sonorense, como fuel caso de la gobernadora, la priista Claudia Artemiza Pavlovich Arellano, quien condenó “enérgicamente” su liberación.

En ese mismo lapso, la expanista y ahora morenista, la alcaldesa hermosillense, Célida López, aplaudió la salida de su exjefe, con quien laboró de 2009 a 2015.

Las palabras de Célida López calaron hondo en la senadora sonorense, Lilly Téllez, quien calificó de “indigno” el apoyo fraternal de la presidenta municipal hacia el exgobernador.


En tanto el dirigente estatal del PAN y excolaborador de Padrés, Ernesto Munro, no se guardó su alegría al saber de la liberación de su amigo y superior jerárquico cuando fungió como secretario de seguridad estatal de 2009 a 2015.

A la larga lista de rechazos se sumó el recién nombrado dirigente estatal del PRI, Ernesto de Lucas Hopkins, quien consideró “cómplices” a todos los que festinaron el logro de la defensa padresista.


Finalmente, el dirigente morenista, Jacobo Mendoza, recalcó que Padrés logró una batalla judicial, pero “perdió la batalla moral ante el pueblo de Sonora.

Comentarios

Load More