El puente dejó dos muertos y un herido por bala; llevan desarme a Iztapalapa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La violencia con armas de fuego continuó este fin de semana en la capital del país pese a que con el programa “Sí al desarme, sí a la paz” ya fueron retiradas 400 armas de fuego en dos semanas.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ-CDMX) reportó el asesinato de al menos dos personas por herida de bala, un herido y la detención de dos presuntos delincuentes en posesión de pistolas.

Una de las víctimas fue una mujer de 22 años que el domingo 3, a las 21:25 horas, caminaba por las calles Lerdo de Tejada y Jesús Garibay, en la colonia Consejo Agrarista, alcaldía Iztapalapa, cuando le dispararon. Los agresores huyeron.

La Coordinación Territorial en Iztapalapa Ocho inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso por disparo de arma de fuego.

También el domingo, un hombre fue baleado en la esquina de las calles Caraya y Tlapanecos, colonia Tepeximilpa, Tlalpan.

El hallazgo del cuerpo ocurrió a las 21:50 horas, cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana recibieron el llamado de emergencia y, al llegar al sitio, encontraron a la víctima. La Coordinación Territorial en Tlalpan Dos inició la carpeta de investigación correspondiente.

La madrugada de este lunes, la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Benito Juárez inició una carpeta de investigación por el delito de lesiones dolosas por disparo de arma de fuego, en agravio de un joven de 24 años en la colonia Nápoles.

De acuerdo con el reporte, a las 5:00 horas, personal de seguridad de un bar informó a policías que un hombre recibió al menos tres balazos en las piernas, por lo que fue ingresado a un hospital.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) informó que, en acciones diferentes, dos hombres fueron detenidos cuando portaban armas. El primero, de 26 años, fue sorprendido cuando hacía disparos en calles de la colonia Pedregal de Santo Domingo, Coyoacán.

Portaba una Smith & Wesson, 9 milímetros con 15 cartuchos útiles, de la cual no pudo acreditar su legal portación.

El segundo, de 22 años, fue detenido en calles de la colonia Centro, alcaldía Cuauhtémoc, en posesión de un arma de fuego calibre 9 milímetros, con ocho cartuchos útiles, cuyo permiso de portación no presentó.

 

Inicia “Sí al desarme” en Iztapalapa

En tanto, este lunes, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum encabezó el inicio del programa “Sí al Desarme, Sí a la Paz”, en la iglesia conocida como “El señor de la Cuevita”, en el Barrio de San Pablo, alcaldía Iztapalapa.

Se trata de la segunda demarcación donde se aplica este programa. Hace dos semanas estuvo en la Basílica de Guadalupe, en Gustavo A. Madero, donde según la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, recibieron 400 armas de fuego, –318 cortas y 64 largas–, 18 granadas, 100 estopines y 220 mil 667 cartuchos.

El módulo del programa estará a partir de este lunes 4 y hasta el viernes 15 en el atrio de la mencionada iglesia, de lunes a domingo, de 10 a 14 horas.

La funcionaria recordó que la entrega de armas es anónima y que la gente que las lleve recibirá a cambio dinero, mientras que elementos del Ejército Mexicano las destruirán de inmediato en el lugar.

El titular de la SSC, Jesús Orta, aplaudió el programa, pues dijo que 400 armas recibidas son más de las que la policía decomisó en el mismo periodo, aunque no dio la cifra.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Rafael Guerra, llamó “a la conciliación, al diálogo, a la paz y a la erradicación de las armas porque con ellas no se solucionan los problemas, al contrario, se agravan”.

Jesús Antonio Lerma, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Iztapalapa, agradeció la aplicación del programa, pues dijo que cotidianamente en la demarcación “se confunden los cohetes con los balazos”.

Claudia Sheinbaum aseguró que “Sí al desarme, sí a la Paz” tuvo “un éxito enorme” en la Basílica de Guadalupe. Dijo que “cuando un conflicto entre dos personas acaba en homicidio, tienen que ver con que la gente está armada, por alcohol o consumo de otros estupefacientes”.

Por ello, reiteró el propósito del programa: “Queremos desarmar a la ciudad, que los conflictos se resuelvan de otra manera, no por la vía de la violencia”.

Agregó que el programa estará vigente “durante todo el tiempo que estemos en la ciudad, de tal manera que acabemos por desarmar a los habitantes, que la violencia, los homicidios disminuyan y que haya convivencia en paz”.

Comentarios