En su discurso del Estado de la Unión, Trump ratifica su apoyo a Guaidó y condena régimen de Maduro

Mensaje de Trump. Foto: AP / Doug Mills Mensaje de Trump. Foto: AP / Doug Mills

CARACAS (apro).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ratificó este martes su reconocimiento al “gobierno legítimo de Venezuela” y al jefe de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, como “nuevo presidente interino” del país.

En su segundo discurso del Estado de la Unión, Trump se refirió brevemente a la situación de crisis que vive Venezuela y el respaldo que su administración ha dado al “presidente encargado”.

“Estamos con el pueblo venezolano en su noble búsqueda de libertad y condenamos brutalidad del régimen de Maduro, cuyas políticas socialistas han convertido a la que fue la nación más rica de sur América en un estado de pobreza extrema y desesperación”, sostuvo Trump.

En una directa alusión a los demócratas, el mandatario manifestó su alarma “por los nuevos llamados a adoptar el socialismo” en ese país y aseguró que no permitirá que esa ideología domine su nación.

Tras su mención a la crisis en Venezuela y su rechazo al socialismo, exaltó la tradición libertaria de su país.

“Estados Unidos fue fundado sobre la libertad y la independencia, no coerción, dominación y control del gobierno. Nacimos libres, y nos mantendremos libres. Esta noche renovamos nuestra determinación de que Estados Unidos nunca será un país socialista”, soltó en el Congreso.

El gobierno de Trump fue el primero en reconocer a Guaidó como presidente interino de Venezuela; y, en respuesta, Maduro cortó relaciones diplomáticas con Washington con la expulsión del personal diplomático y consular de Trump.

Guaidó se juramentó como “presidente encargado” de Venezuela el pasado 23 de enero al invocar dos artículos de la Constitución venezolana y considerar ilegítima la toma de posesión de Maduro el 10 de enero como resultado de unas elecciones celebradas en mayo y cuestionadas por parte de la comunidad internacional.

Desde la juramentación de Guaidó, el gobierno de Trump, a través de sus altos funcionarios, ha sido el más activo en el llamado a que otras naciones lo reconozcan también.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, solicitó una reunión extraordinaria de la ONU para abordar la crisis en Venezuela y exhortar al organismo y sus estados miembro a reconocer a Juan Guaidó, la reunión terminó sin un acuerdo. El vicepresidente de EU, Mike Pence, y el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, también han encabezado la cruzada por “el fin de la dictadura” de Maduro en Venezuela.

Esta semana, Trump amenazó con que la intervención militar es “una opción” en el caso Venezuela. La polémica está en el centro del debate sobre el envío de ayuda humanitaria al país suramericano que el gobierno de EU ha cifrado en 20 millones de dólares, mientras que Maduro asegura que se trata de un “plan golpista del imperio” para derrocarlo.

La administración Trump emprendió nuevas sanciones que cierran el cerco económico al gobierno de Nicolás Maduro. El Departamento del Tesoro bloqueó cuentas del Estado venezolano y de la estatal petrolera de ese país PDVSA y su filial en EU, la compañía CITGO. Sanciones que fueron solicitadas por Guaidó en nombre del Parlamento venezolano que preside.

El también presidente de la Asamblea Nacional, la semana pasada anunció la designación de Carlos Vecchio como representante diplomático en Estados Unidos, quien estuvo presente en el discurso de Trump, invitado por el senador republicano, Marco Rubio, una de las figuras más críticas a la gestión de Nicolás Maduro.

En su discurso, que comenzó con un tono conciliador, Trump también mencionó su plan de levantar un muro en la frontera con México y justificó la medida con historias sobre la delincuencia de indocumentados, argumento que fue criticado y desmentido por los demócratas quienes aseguran que los índices de delitos en este sector de la población es menor que el resto de los estadounidenses.

“Los muros salvan vidas”, dijo Trump y fue abucheado por los presentes.

Sobre la disputa entre Trump y México por el muro en la frontera, Guaidó dijo, en entrevista exclusiva para Proceso publicada el domingo, que está tratando de “rescatar” su país y “cuando lleguemos a ese momento, podremos colaborar con cualquier país vecino como han colaborado muchos con nosotros”, respondió al ser consultado si intercedería por México ante su aliado EU para que desista de esta idea.

Comentarios

Load More