Rocha amenaza con “medidas extremas” si continúan impagos en el Canal del Congreso de la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El periodista y director del Canal del Congreso local, Ricardo Rocha, denunció que 98 trabajadores no han cobrado sus últimas dos quincenas y lo que va de febrero, y advirtió que si para el próximo viernes 8 no tienen “una respuesta favorable”, tomarán “medidas extremas”, aunque aclaró que el Canal continuará sus transmisiones.

En una conferencia realizada en el estudio de la agencia Detrás de la Noticia –donde se produce y transmite el Canal del Congreso–, Rocha leyó los 10 puntos de la carta que entregó al presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado viernes 1, durante su conferencia matutina. En ese documento da su versión de lo que acontece en el organismo que dirige desde 2015.

Las declaraciones de Rocha se dan en el contexto de la intención del gobierno de Claudia Sheinbaum de crear el Sistema Público de Radio y Televisión de la Ciudad de México, cuyo consejo de Administración estaría encabezado por el titular de la Secretaría de Cultura, actualmente Alfonso Suárez del Real.

Acompañado del diputado local panista Pablo Montes de Oca, presidente del Comité del Canal de Televisión del Congreso, Ricardo Rocha mencionó que es “absolutamente falsa” la versión de Suárez del Real de que estuvo presente en un acuerdo entre la entonces diputada Ernestina Godoy y él para determinar la desaparición del Canal.

“El Canal está vivo, se puede ver en Timbuktú, Pachuca o San Salvador”, sostuvo, y aseguró que todas las acusaciones son “una trampa”.

Aclaró que el 11 de septiembre de 2018 se reunió con Godoy Ramos en el Gran Hotel de la Ciudad de México, y ésta le propuso “bajar el switch” del Canal, debido al cambio de la Asamblea Legislativa por el Congreso, y él advirtió sobre el riesgo de perder audiencia y tener una “severa sanción” del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Ambos acordaron la continuidad de las transmisiones y mantener la nómina hasta el 31 de diciembre. También le presentará un presupuesto de trabajo para 2019, con un ajuste de 30% para atender la petición de austeridad.

En la reunión, siguió el periodista, la diputada le pidió su opinión sobre una coordinación entre el Canal del Congreso y el Canal del Gobierno de la Ciudad (“Capital 21”). Él respondió que sería conveniente en el intercambio de programas o compras en paquete “para obviar costos, pero jamás se planteó y menos se admitió la desaparición” del Canal, soltó.

“Aberración legal”

El director del Canal del Congreso recordó que fue votado por el pleno de la Asamblea Legislativa el 9 de julio de 2015, por un periodo de cinco años, que concluye el 8 de julio de 2020. “No estoy aferrado al hueso, sino a que se respete la ley”, subrayó.

Además, consideró que sería un “gravísimo error jurídico y de estrategia comunicacional” desaparecer el Canal del Congreso. Por su naturaleza, añadió, sería una “unión contra natura” y una “aberración legal” mezclar un canal del Poder Ejecutivo, de la “autoridad”, con uno del Poder Legislativo, de “representatividad” de diversas fuerzas políticas.

De hecho, comentó que “la obsesión muy sospechosa de algunos” de desaparecer el canal implicaría “tirar al bote de la basura” tres años y medio de trabajo.

Durante ese tiempo, acotó, el Canal ha estado alojado en las instalaciones de la agencia “Detrás de la Noticia”, de las que es propietario, y están ubicadas en la Torre Mural, en Insurgentes Sur 1605.

En su defensa, Rocha aseguró que “hasta ahora “no se ha pagado ni un centavo de renta” –que equivaldría a unos 10 millones de pesos–, ni tampoco de luz, teléfono, estacionamiento, ni gastos operativos –equivalentes a 2 millones de pesos adicionales–, sino que esas cantidades las ha absorbido la agencia.

No obstante, destacó que el Canal del Congreso es el de menor presupuesto de todas las televisoras públicas del país y “el más eficiente del mundo”, al producir 16 horas diarias de programación original, lo que implica 1.7 empleados por hora producida.

“¿Dónde están los 30mdp?”

Sobre las críticas por el “oneroso presupuesto de 200 millones de pesos” ejercido, el conductor dijo que es una “absoluta y vil mentira”, y explicó que en 2016 solicitó 184 millones de pesos, pero sólo les dieron tres de cada 10 pesos en los últimos tres años. “No sé lo que hicieron con los otros siete pesos”, dijo.

También rechazó las voces que, “con dolo”, señalan opacidad en el manejo de los recursos otorgado al Canal, y reviró al decir que las únicas instancias que manejan recursos del Congreso son la Tesorería General y la Oficialía Mayor. Incluso, objetó la presunta existencia de trabajadores “aviadores”. “¡No frieguen!”, soltó. “¡Quieren reventarnos, pero no lo van a hacer! ¡Antes, hipoteco este estudio!”.

En el tema del dinero, explicó que en noviembre de 2018 presentó un proyecto de presupuesto para 2019 con un “severo autoajuste” de 50%. No obstante, el 20 de diciembre, en el Comité del Canal de Televisión les notificaron una reducción de 80%, es decir, 30 millones de pesos.

Y aunque, según dijo, advirtió a la Oficialía Mayor que esa “drástica reducción” afectaría la operación del Canal, éste ha seguido operando “ininterrumpidamente”.

Exaltado, Ricardo Rocha aseveró que hasta ahora no ha recibido “ninguna orden de parar” y no tiene “ni media línea escrita donde digan que bajemos el switch. No hay ninguna notificación oficial”.

Luego preguntó si Alfonso Suárez del Real “¿ya está ejerciendo esos 30 millones de pesos que fueron asignados al Canal de Televisión, pero que pertenecen y forman parte del patrimonio operativo de todo el Congreso?”.

El periodista acusó una “embestida para desparecer el Canal del Congreso”, y de paso mostró tres cheques de su cuenta personal por un total de 121 mil pesos que, afirmó, usó como “préstamos de emergencia a 42 de mis compañeros. El problema es que mis recursos ya se han agotado”.

Entonces lanzó la advertencia: “Si de aquí al viernes (8) no tenemos respuesta favorable para lo que el propio presidente López Obrador llamó un delito y un pecado social, que es la retención de salarios, el próximo lunes (11) nos veremos obligados a tomar medidas extremas, sin que ello signifique jamás que el canal deje de transmitir ni un solo instante”.

Luego aseguró que no aceptará la liquidación de sus trabajadores. “No nos van a comprar con habichuelas”, sostuvo, y dejó abierta la posibilidad de retirarse del cargo, pero “sólo si me vota el pleno” del Congreso.

Por su parte, el diputado Pablo Montes de Oca llamó a los 66 diputados del Congreso de la Ciudad de México a que sean únicamente ellos quienes resuelvan este problema.

Comentarios