“La favorita”: Una divertida competencia perversa

"La favorita" compite por el Oscar a la Mejor Película. Foto: Especial "La favorita" compite por el Oscar a la Mejor Película. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La cinta dirigida por Yorgos Lanthimos es una deliciosa comedia ácida, cargada de crítica, que nos acerca a los juegos de poder supuestamente originados en la corte de la reina Ana Estuardo en el siglo XVIII.

La historia nos muestra a una reina (Olivia Colman) menguada por la gota, dependiente de su amiga y amante Sarah Churchill (Rachel Weisz), cuyos puntos de vista son los que más pesan sobre el gobierno británico. Sarah dice amar profundamente a Ana, de tal manera que si siente que se ve espantosa “como un mapache”, no tendrá miramiento en decírselo; claro, acto seguido la mandará a su habitación pues así no puede recibir a la delegación rusa.

La corona inglesa se encuentra en una guerra con Francia, y Sarah está muy interesada en obtener más fondos, ya que su marido es quien comanda al ejército británico. La facción del gobierno conocida como los Tories la apoya, pero no así los Whigs (facción contraria), quienes creen que sólo traerá desgracia y enojo a los súbditos del reino.

En este contexto aparece en escena otra participante en el juego por el poder: Abigail (Emma Stone), prima de Lady Sarah, quien poco a poco irá trepando para ganarse los favores de la reina.

En medio de estupendas actuaciones, situaciones ingeniosas, mucha manipulación y lentes poco convencionales, Lanthimos consigue engancharnos en la intimidad de la corte, como si fuéramos un grupo de chismosos que espiamos en la mirilla de una puerta.

Mientras vemos la lucha de poder de este triángulo amoroso, el director nos muestra lo absurdo de una monarquía: con personajes nobles lejanos de toda virtud, tomando decisiones más de contentillo que con algún tipo de fundamento, y sin interés alguno en la situación del pueblo…

Lo anterior no convierte a La favorita en un drama político, sino que añade complejidad a este perverso y divertido juego por el poder que vemos en pantalla. Y sí, resulta morboso y hasta divertido seguir las bajezas que las participantes se hacen, aunque al final todo será una prueba para la reina.

La favorita es una fuerte contendiente a Mejor película en la próxima entrega de premios Óscar.

Comentarios

Load More