Maduro, dispuesto a suscribir acuerdos vía el Grupo Internacional de Contacto y Mecanismo de Montevideo

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Foto: AP / Rodrigo Abd El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Foto: AP / Rodrigo Abd

CARACAS (apro).- Nicolás Maduro dijo este viernes estar dispuesto a reunirse con enviados del Grupo Internacional de Contacto, impulsado por algunos países latinoamericanos y la Unión Europea (UE) que, tras la declaración emanada de la primera reunión en Montevideo, busca crear las condiciones para convocar nuevas elecciones justas y libres en Venezuela, y el ingreso de la ayuda humanitaria.

“Estoy listo y dispuesto a recibir a cualquier enviado del grupo de contacto”, sostuvo Maduro durante una rueda de prensa en el palacio presidencial de Miraflores, que se interrumpió unos minutos por un apagón que afectó a la capital y varias ciudades del interior del país.

La alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, y el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, encabezaron el jueves la primera reunión del grupo en Montevideo, donde advirtieron que la situación en Venezuela pone en riesgo la estabilidad no solo de América Latina, sino de todo el mundo y urgieron a buscar una solución a la crisis.

Maduro rechazó “la parcialización, la ideologización” que, a su juicio, considera que tiene el grupo de contacto, pese a que se mostró dispuesto a recibir a los enviados y tener con ellos “contacto visual, contacto físico o contacto mental”.

“Bienvenido el grupo de contacto de la Unión Europea, aunque les digo desde ya que estoy totalmente en desacuerdo con la parcialización e ideologización en que han caído producto del extremismo con que ven a Venezuela”, indicó.

Maduro también se refirió al “Mecanismo de Montevideo”, ideado por Uruguay, México y la Comunidad del Caribe (Caricom) como iniciativa para lograr la paz en Venezuela y que consta de cuatro etapas centradas en diálogo inmediato, negociación, compromisos e implementación.

Dijo estar “preparado para dialogar donde sea, cuando sea y con quien sea”, a través de su persona directa o de enviados especiales.

El Mecanismo de Montevideo tiene composiciones y objetivos diferentes a los del Grupo Internacional de Contacto, integrado por trece países.

Ayuda humanitaria

Por otro lado, manifestó que la primera avanzada de la ayuda humanitaria que arribó a Cúcuta para paliar la crisis en Venezuela debería quedarse en esa ciudad colombiana, pues, según dijo, tiene bastante “necesidad y pobreza”.

“Toda esa ayuda humanitaria agárrenla y se la dan al pueblo de Cúcuta que tiene bastante necesidad, 70% de pobreza hay en el Norte de Santander, hay en Cúcuta”, soltó.

Tras negar nuevamente que en el país exista una crisis, señaló que los insumos -en su mayoría alimentos, según se mostraron este viernes- son un “regalo podrido”.

Esta semana han muerto en Venezuela al menos una veintena de personas por deshidratación, denunciaron organizaciones defensoras de derechos humanos en ese país. Doce de los fallecidos se registraron en el oriental estado Anzoátegui, entre los que se contaban ocho menores de edad recluidos en un hospital público. Otras ocho personas murieron por causas similares en la prisión de Uribana al occidente del país.

“La corriente que han impuesto en los medios del mundo es que Maduro se niega a la ayuda, al regalo, al obsequio”, dijo antes de apuntar: “Es un regalo podrido, es un paquete tramposo, el paquete es muy bonito por fuera, pero por dentro trae el veneno de la humillación”.

Reiteró que Venezuela tiene “dinero bloqueado” por el orden de los 10mil millones de dólares en varias instituciones financieras del mundo, y que estos recursos servirían para garantizar “ampliamente todo lo que necesita el pueblo”, en referencia de las sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos.

“Si quisieran ayudar deberían cesar todas las sanciones económicas, la persecución financiera, debería cesar el bloqueo económico que nos roba 10 mil millones de dólares”, señaló.

Sin embargo, las sanciones han sido aplicadas en los últimos dos años, mientras que la crisis humanitaria, la escasez de insumos y medicinas así como de comida, data de años anteriores, de acuerdo con organizaciones sociales venezolanas.

“Un país no se desarrolla con migajas y mendicidad, esa es la verdad y lo decimos con dignidad”, insistió.

El gobierno colombiano reiteró este viernes que el operativo conjunto con Estados Unidos para llevar la ayuda a Venezuela es eminentemente humanitaria y será distribuida en territorio venezolano.

“Es importante resaltar que aunque contamos con la seguridad militar y policial, la cual agradecemos, esto se trata de una operación eminentemente de tipo humanitario”, indicó el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Eduardo José González, al presentar el centro de acopio establecido en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

Load More