Tras gritos de “¡fuera, Silvano!” y golpeteo de la CNTE, AMLO promete que solucionará crisis magisterial

HUETAMO, Mich. (apro).- Entre un cerco a presuntos maestros de la CNTE y gritos de “¡fuera, Silvano!”, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó tierra caliente para arrancar la entrega de apoyos a 11 mil productores del campo de Huetamo, San Lucas, Carácuaro, Nocupétaro, Tiquicheo y Tuzantla.

Ataviado con una guayabera blanca y pantalón de mezclilla azul, el mandatario se refirió al conflicto magisterial que permea en la entidad ante el impago de salarios a maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Ante líderes del magisterio que se dieron cita en el evento, López Obrador dijo: “Me estoy poniendo de acuerdo con el gobernador de Michoacán (Silvano Aureoles), y no quiero pleitos. Nos vamos a poner de acuerdo para dar solución a los problemas de educación en Michoacán.

“Pero también les digo a los maestros: ‘espérenme, tengan un poco de paciencia; se va a resolver el problema, todo se va a atender en el sexenio, es mi compromiso, pero no lo puedo hacer de la noche a la mañana’”.

Previo al mensaje, el gobernador Aureoles tomó la palabra entre rechiflas y gritos de la multitud al unísono de “¡fuera, Silvano!”, haciendo que el discurso fuera poco audible. Esta ocasión, el presidente no intervino para “salvarlo”, como lo ha hecho en otros estados como Guerrero y Coahuila.

El evento también se vio enmarcado por maestros de la sección XVIII de la CNTE, que se enfrentaron con elementos de la policía estatal en las inmediaciones del evento, luego que estos últimos les impidieron el paso hacia el sitio donde el presidente entregaría apoyos a agricultores.

La riña no pasó a mayores, pero en respuesta a la acción policiaca los docentes bloquearon el paso a los invitados de los gobiernos federal y estatal al evento presidencial.

En videos y fotografías difundidas en redes se denunció que algunos profesores fueron aparentemente detenidos por los agentes michoacanos, sin que el gobierno haya confirmado el hecho.

López Obrador -quien destacó que llegó vía terrestre y sin guardaespaldas-, comenzó su discurso, diciendo: “¿Ustedes creen que yo no sabía a dónde venía y que estaban caldeados los ánimos?”.

El mandatario enunció, como lo ha venido haciendo en todos sus eventos en el interior del país, las bondades de los programas sociales federales, en especial para los agricultores y jóvenes.

En este tono, otorgó los apoyos a productores michoacanos del Programa de Producción para el Bienestar, sean comuneros o ejidatarios, y de manera directa, “pero no sólo es el apoyo al campo, vengo a decirles también que ya se están distribuyendo los apoyos para los adultos mayores que van a recibir el doble de antes”.

Explicó que hay un programa para quienes se dedican al ganado, el cual David Monreal, coordinador del Programa de Ganadería, entregará apoyos que consisten en otorgar 5 o 10 novillonas, vacas y un semental, que será en forma de crédito, sin intereses, a pagar en 4 años.

Por su parte, el gobernador Silvano Aureoles Conejo reconoció el esfuerzo federal y destacó que su gobierno sostiene una agenda común con el del López Obrador.

“El gobierno de Michoacán ha avanzado en la construcción de una agenda común para acompañar, desde Michoacán, los esfuerzos del gobierno de México, porque queremos que el gobierno que encabeza el presidente López Obrador sea un gobierno exitoso; que le vaya bien, porque con ello le va a bien a México y le va bien a Michoacán”, dijo.

“Queremos alcanzar soluciones de fondo; asuntos añejos que requiere resolver Michoacán, sobre todo en materia de seguridad y en materia educativa. Y en eso estamos haciendo equipo con su gobierno, señor presidente”.

Flanqueado por el presidente, Aureoles reiteró su compromiso y voluntad para seguir trabajando por Michoacán, “y juntos sacar adelante a esta tierra que mucho le ha dado a nuestro país”.

Multitud contra Aureoles. Foto: Eduardo Miranda

La CNTE hace “ruido”

Integrantes de la CNTE aprovecharon la visita del presidente López Obrador para mostrar su “músculo” y desestabilizar el evento.

Tras lograr que efectivos policiales abandonaran el cinturón de seguridad, decenas de maestros centistas marcharon hacia el recinto ferial, sede del evento presidencial.

Encabezados por líder estatal, Víctor Zavala, los docentes arribaron al lugar lanzando consignas contra el gobierno de Aureoles. Mientras, aguardaron para que López Obrador recibiera una comisión que le hizo entrega de un pliego petitorio donde se recalque el compromiso de la Federación para la solución a la crisis magisterial.

En tanto, en Caltzontzin, municipio de Uruapan, y en Pátzcuaro, se mantienen los bloqueos ferroviarios, mientras que en Guacamayas, municipio de Lázaro Cárdenas, y en La Piedad, los maestros permanecen apostados a las orillas de las vías.

Esta mañana, el presidente López Obrador dio a conocer que ordenó interponer una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para que el organismo recomiende a su gobierno qué hacer ante los bloqueos de maestros de la CNTE.

A su vez, Víctor Zavala informó que maestros centistas buscaron un encuentro con el presidente para obligarlo a que formalice los acuerdos signados en la mesa tripartita de negociación, efectuada desde la semana pasada, donde se establecieron una serie de compromisos cercanos a los 6 mil millones de pesos para poder desactivar la crisis magisterial en Michoacán.

El líder magisterial aseguró que “ni vienen de matraqueros”, ni tampoco a confrontar al titular del Ejecutivo federal.

Comentarios