Las academias de beisbol operarán con 50 millones de pesos anuales

Édgar González. Doble cachuca. Foto: Especial Édgar González. Doble cachuca. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador para desarrollar peloteros que se conviertan en prospectos de Grandes Ligas (MLB) comenzará en octubre próximo cuando abran las primeras 10 academias, cada una con 40 jugadores. 

Aún sin un esquema de gasto definido, el coordinador de la Oficina de la Presidencia para la Promoción y Desarrollo del Beisbol, el exligamayorista Édgar González, calcula que las academias necesitarán 50 millones de pesos anuales para operar, 5 millones cada una.

Los recursos estarán concentrados en un fideicomiso exprofeso para el proyecto deportivo y se utilizarán para comprar equipo, pagar los salarios de los entrenadores (habrá siete por academia) y la manutención de los jugadores. 

La Secretaría de Educación Pública será la responsable de la construcción de las academias que estarán ubicadas en 10 de las 100 universidades públicas: en Guasave, Sinaloa; Delicias, Chihuahua; Etchojoa, Sonora; San Quintín, Baja California; Palenque, Chiapas; Cárdenas, Tabasco; Ticul, Yucatán; Minatitlán, Veracruz; Hidalgo, Tamaulipas, e Iztapalapa, en la Ciudad de México. 

De acuerdo con los cálculos del coordinador del proyecto, al final del sexenio habría entre 60 y 80 prospectos surgidos de las nuevas academias, es decir, peloteros ya firmados con algún equipo de la MLB que comenzarán una nueva fase de preparación y disputa de juegos en las Ligas Menores. 

En 2018, en el sistema de granjas de desarrollo de la MLB se registró una cifra histórica: jugaron y entrenaron 165 peloteros mexicanos que pertenecen a 28 de los 30 equipos ligamayoristas. 

“Sí los podemos generar. De la academia de nosotros (de la familia González ubicada en Tijuana) vendimos el año pasado a seis jugadores a equipos de MLB. 

“Si cada una de las 10 academias produce seis jugadores por año, en seis años 60 u 80 es un número hasta conservador. El presidente habla de que firmarán, no de que van a llegar hasta arriba (a debutar en Grandes Ligas). Sólo por firmar ya tienen un bono y están en el nivel más alto del beisbol”, explica González. 

Con la implementación de estas escuelas, el gobierno federal realizará el trabajo que históricamente han desarrollado los clubes de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) y que desde hace 10 años impulsa la Academia González, propiedad del padre de Édgar, David, y financiada por su hermano menor, el ligamayorista Adrián González. 

Plan transexenal

Desde que en 1933 llegó el primer pelotero mexicano a la MLB (Melo Almada), 131 jugadores (79 pitchers y 52 de posición) han debutado en Estados Unidos. El más reciente caso es el del infielder Luis Urías, quien en agosto último firmó con los Padres de San Diego. 

Sin embargo, la cifra de mexicanos que jugaron en Grandes Ligas se redujo de 23 en 2003 a 13 en 2018.

A decir de Édgar González y del propio presidente López Obrador, en México sí hay suficiente talento para exportar tantos jugadores como ocurre en República Dominicana y Venezuela, países con menos habitantes que México, pero que en los últimos dos años vendieron dos mil 400 peloteros formados en sus mil 500 academias privadas. 

No obstante, la tasa de éxito es desalentadora: sólo 2% de los prospectos que firman debutan en la MLB y un porcentaje aún menor logra consolidar una carrera.

González explica que por ello el proyecto buscará que mientras los peloteros entrenan también estudien la secundaria y el bachillerato. Independientemente de si se convierten en prospectos tendrán una formación académica con posibilidades de que universidades mexicanas y estadunidenses los apoyen con becas para que continúen sus estudios.

Édgar González adelanta que ya platicó con el asistente del Comisionado de la MLB, a quien le informó sobre el programa gubernamental de desarrollo de prospectos, y que éste le respondió que están en la mejor disposición de negociar directamente con los papás de los jóvenes para contratarlos, evitando pagar el 35% del monto de la firma de un jugador a los clubes mexicanos cuando un equipo de Grandes Ligas venda a un prospecto, como quedó asentado en un acuerdo en el que ambas partes comenzarán a trabajar a mediados de febrero una vez que se firme. 

“Todavía no se define el esquema. Lo que ya platicamos con Grandes Ligas es que nosotros vamos a estar operando las academias, que el papá sea el negociador entre la MLB y los jugadores, con la ayuda de un representante, porque así se hacen las firmas en Estados Unidos. 

“Si dejas al papá solo, llega un equipo por un jugador que vale 200 mil dólares y le va a ofrecer 5 mil, y como no sabe lo va tomar. Si tiene un representante, puede ayudarlo a que reciba lo que su hijo vale.”

González añade que propondrá a unos tres o cuatro representantes para que los padres elijan con quién negociar. El porcentaje que los representantes suelen cobrar es de entre 5 y 10 % del bono de la firma del pelotero. 

El coordinador para la promoción y desarrollo del beisbol revela que le planteará al presidente López Obrador que las academias de prospectos sean un proyecto transexenal que podría financiarse mediante un fideicomiso y cuyos recursos provengan de un porcentaje que se le retenga al jugador que sea firmado. 

“Es una idea que platicaré con el gobierno. Un porcentaje de 5 o 10% sería algo justo que los muchachos le dejarán a la academia en la que recibieron el entrenamiento gratis. Así podría seguir funcionando los siguientes años. Si no se puede, buscaríamos otra manera (de financiamiento). 

“Lo que va a ayudar es que si logramos que los 60 u 80 jugadores firmen, pienso que ningún gobierno va a querer quitar esas escuelas. Cuando ves tantos resultados, el país va a pedir que sigan.” 

De acuerdo con el plan, que a más tardar estará por escrito en un mes en las manos del presidente, los 400 jugadores que entrenarán en las academias serán clasificados de acuerdo con su desempeño para que compitan entre ellos por convertirse en los mejores. 

En las escuelas de beisbol del gobierno federal también se creará una gran base de datos con mediciones sobre a qué velocidad corren y tiran los peloteros, la velocidad del bat y la de la pelota; cada seis meses se revisarán las cifras para ver cómo están mejorando. Quienes no tengan un buen desempeño serán dados de baja para que estudien en otra institución. 

Esta información también servirá para que la Federación Mexicana de Beisbol cuente con datos que le ayuden a conformar sus selecciones nacionales infantiles y juveniles. 

Apoyo para particulares

Los jugadores que no firmen con un club de la MLB tendrán la opción de ser contratados por equipos de la LMB y de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) para convertirse en peloteros profesionales. 

“Los van a tener ya preparados sin que tengan que gastar en su desarrollo y serán jugadores de mejor calidad porque habrán sido entrenados desde los 13 años”, dice el coordinador federal.

–Hay un conflicto de interés dado que la Academia González realiza el mismo trabajo que a usted le encargó el presidente. ¿Cómo se desvinculará para evitar que desde su posición parezca que beneficia el proyecto privado?

–La academia es de mi papá. Yo le ayudo con las relaciones que tengo porque tengo muchas relaciones con Grandes Ligas. ¿Es conflicto de interés querer que haya más niños en Grandes Ligas? Todos deberían estar felices de que haya más academias. 

“Tenemos el proyecto para impulsar academias privadas. Si una persona o un entrenador que vaya al programa de entrenadores de nosotros dice que quiere abrir una academia, nosotros le decimos cómo abrirla y hasta le podemos arrendar equipamiento. 

“De esa manera, esa persona, un exjugador o quien sea, pueda abrir su propia escuela y empezar a generar ingresos para que pueda llevar más niños a Estados Unidos. Es un sistema de incubadoras.”

–Esto podría salirse de control y propiciar abusos en México como ocurre en Venezuela y en República Dominicana, donde hay cientos de academias y por el afán de que firmen con Grandes Ligas recurren al dopaje. También hay casos de abuso sexual contra menores de edad. 

–El abuso no es porque haya más academias. Si hay una o 12, de cualquier manera eso va a seguir pasando. El beisbol es lo que más produce dinero en toda la República Dominicana. 

“De esas academias tenemos datos de que en 2016 en Dominicana y Venezuela se vendieron a Grandes Ligas jugadores que dejaron 58 millones de dólares. El gobierno estará atento para que esto no ocurra.” 

Hasta el momento, asegura González, no ha cobrado por el trabajo que ya realiza. Sabe que el gobierno federal le asignará un sueldo y que su jefe directo será el presidente, aunque se coordinará con la directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Ana Gabriela Guevara. 

González agrega que no tendrá una oficina porque López Obrador le pidió que no se gaste el dinero en cargas burocráticas y que todos los recursos se utilicen en los jugadores.  

Este texto se publicó el 3 de febrero de 2019 en la edición 2205 de la revista Proceso.

Comentarios

Estudió Ciencias de la Comunicación y Letras y Literatura Hispánica en la UNAM. Fue reportera de información general en los noticieros Monitor de InfoRed. Desde 2000 ha sido reportera y conductora de deportes en distintos medios radiofónicos y televisivos. Estudió la Maestría en Periodismo y Asuntos Públicos en el CIDE.

Load More