El VAR o cuando el remedio sale peor que la enfermedad

La controversia por las fallas arbitrales se aferra al futbol mexicano. Ni el uso de la tecnología puede evitar que las injusticias en la cancha afecten a los equipos. En lo que va del actual torneo, en al menos dos partidos (Toluca-Chivas y Monterrey-América) se ha puesto en entredicho la efectividad del sistema de Árbitros Asistentes de Video (VAR). Mientras el dirigente de los silbantes, Arturo Brizio Carter, considera que hay buenos resultados, el exárbitro internacional Edgardo Codesal señala las carencias de su aplicación en la Liga MX. 

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La polémica se resiste a dejar el futbol mexicano. Ni siquiera el sistema de Árbitros Asistentes de Video (VAR, por sus siglas en inglés) evita que los errores arbitrales incidan en los resultados de los partidos. 

Además, las recurrentes fallas de los silbantes impiden que la Liga MX reciba la certificación que emite la International Football Association Board (IFAB), entidad integrada por las federaciones de futbol de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, así como por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), y que supervisa las reglas del balompié mundial.  

Para Edgardo Codesal, exárbitro mundialista y expresidente de la Comisión de Árbitros de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), los desaciertos de los árbitros se deben al uso de un VAR incompleto porque la liga no tiene instalado en sus estadios el sistema conocido como Ojo de halcón, diseñado para detectar si el balón rebasa la línea de meta.  

En entrevista, asegura que una cámara colocada en el piso cerca de un poste de la portería carece de ángulo para confirmar si el balón entró a la portería. “Con el Ojo de halcón ni hay fallas tratándose de una herramienta con la que se ha experimentado y probado en el mundo”. 

El exárbitro asegura que dicho sistema tiene la capacidad de evitar escándalos, como el ocurrido en el encuentro Toluca-Chivas, del 20 de enero último, cuando el argentino Enrique Triverio aprovechó en el minuto 76 un servicio elevado para enviar con la cabeza el balón hacia el arco. 

El portero de las Chivas, Raúl Gudiño, alcanzó a desviar el esférico que se paseó por encima de la línea de meta… Al final lo atrapó pegado al poste.

Inmediatamente después el árbitro central Jorge Antonio Pérez Durán dio por buena la anotación que representaba el empate a un tanto. Sin embargo, tras un aviso del VAR lo anuló y después de ocho minutos de deliberación sobre las imágenes disponibles determinó que la pelota no rebasó por completo la línea de gol.  

A su vez, las imágenes de la televisión mostraron una y otra vez que el esférico cruzó la raya de la portería. A la fecha, esta jugada ocurrida en el estadio Nemesio Diez es la más polémica del actual torneo. El ganador de dicho encuentro, por cierto, resultó ser el Guadalajara.

Otro caso: en el partido Monterrey-América, del 26 de enero pasado, el VAR y el árbitro fueron otra vez motivo de controversia. En el encuentro que los regios ganaron 3-2 al campeón hubo cuatro expulsiones (dos por bando) y dos penales dudosos marcados en favor de Los Rayados (el primero de ellos es inexistente, según imágenes).   

El VAR se estrenó en el futbol mexicano el 19 de octubre último en el partido Atlas-Veracruz, luego de ser probada su efectividad en el Mundial de Rusia 2018 y en las principales ligas internacionales. Sin embargo, desde hace dos años el sistema de video ya era utilizado de manera experimental en el torneo Sub-20. En su momento, la Liga MX dio a conocer que el nuevo sistema registró 90% de efectividad en los ensayos.

Desde entonces, dice Codesal, el balompié nacional sigue su proceso de aprendizaje. “El VAR llegó para quedarse, pero si fuera miembro del IFAB y la decisión estuviera en mis manos, diría que México todavía no está en condiciones para ser certificado porque no ha demostrado cómo corregir los errores manifiestos del árbitro”.

“Vamos bien”

El presidente de la Comisión de Árbitros de la Femexfut, Arturo Brizio Carter, reconoce que no hay planes inmediatos para instalar el Ojo de halcón. “Estamos a unos meses de haber iniciado con el VAR y ésa es nuestra prioridad”.

Vía un cuestionario, el directivo explica a Proceso que para instalar el sistema complementario se requiere “un análisis sobre su costo-beneficio y, por supuesto, la determinación de hacerlo”.

El encargado del arbitraje del futbol mexicano también expone que la federación recibió el 2 de enero último la aprobación para usar el VAR en la Liga Mx. “Tenemos la autorización y el reconocimiento que se requiere. A la fecha hemos cumplido todos los requisitos y por eso lo estamos operando”.

Brizio Carter agrega que las ligas en las que se implementa el VAR están en una curva de aprendizaje por lo que no descarta la realización de modificaciones.    

No obstante, la Federación Mexicana de Futbol en realidad obtuvo un permiso para operar el videoarbitraje en los partidos de la Liga Mx, no así una certificación oficial. Por eso, el organismo puede utilizar esta herramienta sin violentar la reglamentación de la FIFA ni de la propia IFAB.

El exponerle lo anterior, el titular de la Comisión de Árbitros insiste en que a la liga “no le hace falta ningún tipo de certificación. En su momento se aclaró que hablar de esta certificación fue un error de semántica. Todos los que trabajan en el VAR también han sido aprobados por la IFAB. La federación ha cumplido y cumple con todos los requisitos requeridos por la IFAB y la FIFA para implementar este sistema en la Liga Mx”.

Para Brizio es positiva la aplicación del actual sistema de video. Si bien admite que se han magnificado los yerros de los silbantes, “debemos estar conscientes de la importancia de la labor del árbitro y del gran avance en materia de justicia deportiva que representa esta herramienta, sin perder su objetivo esencial: rectificar una decisión equivocada.

“Lo importante es que el trabajo realizado hasta hoy y los resultados alcanzados nos dejan muy satisfechos, conscientes de que debemos seguir mejorando. También debemos tener en cuenta que el futbol actual es más rápido y, por lo tanto, se presentan jugadas que por la misma velocidad resultan difícil de detectar”, agrega.

–¿El VAR en la Liga Mx cumple una labor limitada por la falta de la herramienta complementaria, como el Ojo de halcón?

–Resuelve un alto porcentaje de los posibles errores claros y obvios del arbitraje en jugadas importantes, como penales, expulsiones, goles, identidad errónea e incidentes no vistos. 

“El Ojo de halcón sólo es otra ayuda tecnológica que se utiliza para decidir si el balón rebasa la línea de meta o no en un gol. Ya veremos con el tiempo y el progreso de la tecnología qué herramientas nuevas y más económicas puedan surgir para ayudar al deporte”, dice Brizio.

El Ojo de halcón

En marzo de 2018 cuando Gianni Infantino anunció el uso del VAR para el Mundial de Rusia expuso que un árbitro comete un error importante cada tres partidos sin este sistema, pero con el apoyo de la tecnología tendría una falla cada 19 encuentros. “El porcentaje de acierto de los árbitros es de 93%, que ya es excelente, y con el VAR es de 99%”.

Edgardo Codesal considera que el videoasistente es una extraordinaria herramienta, “pero nos está faltando mucho todavía; el detalle es lo que representan las malas decisiones arbitrales en pérdidas económicas para el equipo afectado”. 

De acuerdo con el exárbitro, cada estadio requiere una inversión de 250 mil dólares para instalar el Ojo de halcón. El torneo de la Liga MX lo integran 18 equipos, pero sólo América y Cruz Azul comparten el mismo escenario: el Estadio Azteca. 

Además, en cada juego el equipo local está obligado a disponer de 10 balones con un chip integrado para enviar la señal al sistema electrónico. También se debe tomar en cuenta la inversión para pagar al personal y a los técnicos encargados del sistema. 

Aparte está el gasto que representó la instalación de cámaras del propio VAR: adquisición de camiones acondicionados como salas de video y el salario de 12 mil pesos por juego para cada uno de los cuatro árbitros del videoasistente, más traslados, hoteles y alimentos. 

“El presupuesto para todos estos aparatos se ha incrementado, pero si decidieron utilizar el VAR pues que vayan por el sistema completo. Es lo que debió hacerse”, considera. 

Edgardo Codesal es un uruguayo naturalizado mexicano, pitó la final del Mundial de Italia 1990, entre Alemania y Argentina. Además de haberse encargado del arbitraje en el futbol mexicano, dirigió a los silbantes de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.

Codesal aclara que a la liga no sólo le falta el Ojo de Halcón, también necesita más cámaras de televisión para operar el VAR y árbitros más preparados. 

“La gente que está en el VAR es joven y muchos de ellos se retiraron o los retiraron por alguna razón. Ahora están oficiando en el VAR sin tener siquiera la misma jerarquía porque no llegaron a los mismos niveles de los silbantes de la cancha. Por eso el árbitro central es renuente a apoyarse en los que están en la sala de videos.

“Existen exárbitros que pitaron semifinales de copas del mundo y están de comentaristas de televisión, cuando pueden ayudar en el VAR”, dice. 

De acuerdo con los registros de la Comisión de Árbitros, en lo que va del torneo Clausura 2019 se han realizado 189 revisiones silenciosas –son las que no son reportadas al árbitro porque están correctas– y 12 revisiones en cancha de las cuales ocho han resultado en rectificaciones y cuatro ratificaciones. 

Desde que el VAR se implementó en la Liga Mx –fecha 13 del torneo anterior– se han realizado 470 revisiones silenciosas en 121 juegos y 37 revisiones en cancha que derivaron en 17 rectificaciones y 20 ratificaciones.   

Este reportaje se publicó el 3 de febrero de 2019 en la edición 2205 de la revista Proceso.

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios