Si Guardia Nacional no se adapta a Constitución, CIDH podría declararla inconvencional: Corcuera

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De acuerdo con especialistas, si la Corte declara inconstitucional la minuta que crea la Guardia Nacional, organismos mundiales podrían declararla inconvencional por atentar contra convenios internacionales.

“Si no se ajusta la Constitución a las obligaciones convencionales, llegará el momento en que la Corte Interamericana de Derechos Humanos declare inconvencional las disposiciones contenidas”, dijo Santiago Corcuera, exintegrante del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU y recordó que los tratados internacionales ratificados por nuestro país son parte de la constitucionalidad.

En el inicio de las audiencias públicas del parlamento abierto en el Senado sobre la Guardia Nacional, Corcuera y Sergio López Ayllón, director del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) opinaron que hay inconsistencias constitucionales y convencionales en la propuesta como el artículo cuarto transitorio que permitiría al Ejército y la Marina realizar tareas de seguridad mientras se consolida la formación del nuevo cuerpo de seguridad, sin establecer una temporalidad.

Este artículo está en el centro del debate al ser impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y los senadores de Morena, luego de que quedara fuera del dictamen que enviaron los diputados.

“Estos transitorios no cumplen los parámetros, porque un transitorio tiene que ser transitorio y no indefinido. El transitorio que quieren reinstalar sobre que indefinidamente la Fuerzas Armadas sigan colaborando en estrategias de seguridad pública, lo digo contundente me parece contrario a las obligaciones internacionales adquiridas por México tal es el caso Cabrera García y Montiel contra México y el caso Espinoza Alvarado contra México”, dijo Corcuera.

También, los expertos hicieron notar las contradicciones de la minuta y sus riesgos. Por ejemplo, señalaron el artículo 21 del dictamen establece que la Guardia Nacional es una institución de seguridad de carácter civil, pero más adelante menciona que la institución tendrá un mando con representación civil, militar y naval.

“Aunque la Corte Interamericana reconoce la facultad de los Estados para realizar acciones para el mantenimiento de la seguridad también se ha pronunciado enfáticamente sobre el riesgo que implica el uso militar en tareas de seguridad pública”, manifestó.

Mientras que López Ayllón y Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), insistieron en que la Guardia Nacional tiene que tener un mando civil y urgieron a establecer una ruta para reconstruir a las policías civiles federales, estatales y municipales.

“(México) prácticamente está renunciando a fortalecer la institucionalidad civil en materia de seguridad”, criticó Jan Jarab.

En esta primera audiencia el tema fue la constitucionalidad y convencionalidad de la Guardia Nacional, mañana el tema que abordarán es el de Derechos Humanos.

Comentarios