HR Ratings disminuye perspectiva de crecimiento de México a 1.7%

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La agencia calificadora HR Ratings disminuyó la perspectiva de crecimiento económico del país de 1.9% a 1.7%, como consecuencia de una perspectiva menos optimista en la actividad económica.

“Esta baja se sustenta en una profundización de la desaceleración de la demanda interna, por el lado del consumo, y a una mínima o nula contribución por parte de la inversión. Desde el punto de vista del comercio exterior, esperamos que las exportaciones se mantengan con un buen desempeño, aunque creciendo a un menor ritmo que en 2018, producto de una desaceleración económica de los Estados Unidos”, señaló el reporte de la firma con sede en México.

Para poner en contexto esta revisión a la baja, señaló, los últimos datos del indicador de consumo privado mostraron una desaceleración en noviembre, creciendo un débil 0.48% trimestral anualizado frente a su desempeño de 2.33% en el trimestre finalizado en agosto.

“Esta pérdida de dinamismo fue ocasionada por una caída en el consumo de bienes y servicios domésticos, la cual fue resultado de un decremento en el consumo de bienes nacionales. Por su parte, el consumo de servicios domésticos sigue avanzando, pero a un menor ritmo, al igual que el consumo de bienes importados”, precisó.

HR Ratings alertó que la dinámica del consumo se ha visto afectada por la fuerte desaceleración del crédito al sector privado debido a una política monetaria restrictiva.

En lo que respecta a la actividad industrial, se desplomó 6.52% durante el cuarto trimestre del 2018, siendo éste su peor desempeño desde el trimestre finalizado en mayo de 2009.

Este fuerte deterioro fue producto de un retroceso en la producción manufacturera y de los decrementos en el sector de la construcción y en la industria minera.

Agregó que “la caída del sector manufacturero está ligada a la desaceleración de la industria manufacturera estadounidense, mientras que el deterioro en el sector de la construcción se debe al retroceso continuo en la inversión en construcción. Por su parte, la minería sigue siendo perjudicada por la evolución en los precios del crudo, especialmente con la reciente caída de estos”.

La agencia calificadora estimó que la dinámica de los indicadores de consumo e inversión serán afectados por una política monetaria restrictiva por parte del Banco de México (Banxico) que mantendría tasas elevadas en el primer semestre del año; ahora se encuentran en el orden del 8.25%.

Sin embargo, adelantó que debido a las menores presiones inflacionarias y a la desaceleración económica,  “consideramos que Banxico relajaría su postura monetaria colocando su tasa de política monetaria en 7.75% al finalizar el año”.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios