Jesús Reyes Heroles rechaza afirmación de Bartlett y niega conflicto de interés

Jesús Reyes-Heroles González Garza. Foto: Especial Jesús Reyes-Heroles González Garza. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Jesús Reyes Heroles, exdirector de Pemex, calificó de falsa la información expuesta el lunes por el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Bartlett aseguró que Reyes Heroles González Garza fue “secretario de Energía y director general de Pemex en la administración de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo y Felipe Calderón; ha sido participante en grandes empresas y ha participado en diversos consejos consultivos de energía, como Energy Intelligence Group, Morgan Stanley Energy Partners, Mitsui de México y el Centro Mario Molina, con una actividad muy intensa en el sector privado, después de haber sido secretario de Energía y director general de Pemex”.

En un comunicado, Reyes Heroles rechazó las afirmaciones de Bartlett, negó incurrir en conflicto de interés y anunció que se reserva el derecho a presentar la demanda civil correspondiente.

En su mensaje, Reyes Heroles recordó que Bartlett Díaz lo incluyó en una lista de nueve funcionarios que durante su gestión pública actuaron en detrimento de la CFE y que, después de concluir sus encargos públicos, mantuvieron actividades profesionales relacionadas con el sector energético.

Al respecto, señaló:

“El señor Bartlett incurrió en falsedad al afirmar ‘Jesús Reyes Heroles González Garza, que fue secretario de Energía y director general de Pemex en la administración de Carlos Salinas…’ (…) pues el suscrito fue Secretario de Energía durante casi dos años del sexenio del Presidente Ernesto Zedillo (del 2 de enero de 1996 al 22 de octubre de 1997)” y “Director General de Petróleos Mexicanos durante el sexenio del Presidente Calderón, del 10 de diciembre de 2006 al 7 de septiembre de 2009”.

Informó que dejó el servicio público el 7 de septiembre de 2009, esto es, hace casi una década.

“Durante más de un año no realicé actividad profesional alguna relacionada con el sector energético, en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 9 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, vigente entonces.

“Por tanto, no existe conflicto de interés entre mis actividades profesionales desde entonces, y siempre me he desempeñado bajo los principios éticos más rigurosos. Además, en mi opinión, ese señalamiento para años posteriores sería violatorio de mi derecho a la libre profesión, en los términos del artículo 5º  constitucional.

“En los hechos, argumentar un supuesto conflicto de interés es coartar mi derecho a la libertad de profesión.

“Es grave que un funcionario público de alta responsabilidad incurra en falsedad, causando daño moral al difamado, lo que está penado por la Ley.

“Me reservo el derecho a presentar la demanda civil correspondiente”, anunció.

“Las observaciones anteriores documentan un daño grave causado a mi reputación y fama pública, con consecuencias de toda índole. Sin embargo, lo acontecido la mañana del 11 de febrero tiene efectos más graves que los que lesionan mi persona. Prueba que todos los mexicanos estamos expuestos al riesgo de difamación y juicio mediático, que podría quedar impune en caso de no señalarse. No debe aceptarse eso como la nueva realidad para México”, aseveró.

Comentarios

Load More