Trump buscará otras formas de construir el muro; descarta un nuevo cierre de gobierno

WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descartó un nuevo cierre del gobierno federal, aclarando que no le gusta el acuerdo legislativo sobre seguridad fronteriza y que buscará otros métodos para construir el muro en la frontera con México.

“No creo que vayan a ver un cierre de gobierno, no quiero que ocurra, y si pasa será culpa de los demócratas”, dijo el presidente de Estados Unidos en la Casa Blanca durante una reunión con los miembros de su gabinete y al responder preguntas de los reporteros.

Aunque ambigua la respuesta de Trump, el mandatario estableció su desdén por el acuerdo presupuestal logrado en el Capitolio entre legisladores republicanos y demócratas.

El pacto legislativo le otorga al presidente Trump un presupuesto de mil 375 millones de dólares para construir un tipo de barrera física de 88.5 kilómetros de largo en la frontera con México.

Este proyecto, que requiere la firma de Trump para convertirse en ley, quedó corto de los 5 mil 700 millones de dólares que pedía el presidente para edificar 321.8 kilómetros de muro en la línea limítrofe del sur de los Estados Unidos.

El presupuesto que debe entrar en vigor antes de la medianoche de este viernes 15 de febrero contiene otros mil 700 millones de dólares para fortalecer la tecnología en los puertos de entrada marítimos y terrestres de Estados Unidos, contratar más agentes de la patrulla fronteriza y aduanas y destinar fondos para afrontar crisis humanitarias.

“Espero que no haya un cierre de gobierno, estoy extremadamente descontento con lo que nos dieron los demócratas”, matizó Trump a los reporteros durante su reunión con los integrantes de su gabinete.

El presidente, al hablar de que no quiere otro cierre del gobierno federal, dejó en claro que firmará la legislación presupuestal para promulgarla como ley antes del viernes por la noche.

Debido a las diferencias presupuestales para el muro, el pasado 22 de diciembre Trump rechazó un proyecto presupuestal que incluso le daba dinero para construir 104.6 kilómetros de muro en la frontera con México, lo que causó el cierre parcial del gobierno que duró 35 días.

Conscientes de las consecuencias políticas electorales por el cierre del gobierno federal, los republicanos aceptaron la propuesta demócrata porque no querían enfrentar otro cierre de gobierno y que el electorado los responsabilizara de las consecuencias.

Durante el cierre parcial del gobierno que se alargó por 35 días, 800 mil empleados se quedaron sin recibir su salario durante todo ese tiempo.

“En adición a lo que está ocurriendo, tenemos mucho dinero en este país, estamos usando un porcentaje pequeño para construir el muro que tan desesperadamente necesitamos”, acotó Trump, quien no eliminó la posibilidad de declarar emergencia nacional para sacar fondos de otras dependencias federales para agregar kilómetros al muro que le autorizó el Congreso, tal y como lo prometió al electorado que lo ayudó a ganar las elecciones de noviembre de 2016.

Comentarios