Conferencia del Episcopado Mexicano anuncia Equipo para combatir la pederastia

Obispos en la sede del Episcopado Mexicano. Foto: Especial Obispos en la sede del Episcopado Mexicano. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Con el fin de proteger a las víctimas de la pederastia sacerdotal, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) anunció hoy que acaba de instalar el Equipo Nacional de Protección de Menores (ENPM), el cual fue aprobado en asamblea plenaria por todos los obispos del país.

En un comunicado de prensa, el Episcopado indicó que el ENPM se encargará, por lo pronto, de hacer una recopilación estadística nacional sobre este tipo de abusos cometidos por clérigos, ya que actualmente no tiene recabados estos datos.

Y con “la finalidad de iniciar un camino de transparencia de cara a la sociedad”, la CEM señaló que actualmente “tiene el registro de 152 casos de sacerdotes relacionados con probables conductas cometidas en agravio de menores”, información que, dice, en días pasados ya fue dada a conocer por Rogelio Cabrera, presidente de este cuerpo colegiado de obispos.

Pero advirtió que “mantiene en absoluta reserva” los datos de las “víctimas” y de los “probables responsables”, como lo marca la Constitución Política, el Código Nacional de Procedimientos Penales y los tratados internacionales en materia de derechos humanos.

Argumenta el comunicado: “Revelar dichos datos no sólo vulnera los ordenamientos jurídicos mencionados, sino que puede revictimizar a los afectados y poner en riesgo el éxito de las investigaciones, dejando libres a los responsables por violaciones al debido proceso”.

La CEM también enumera algunos programas, protocolos de seguridad, cursos de capacitación y otras acciones que desde hace años viene emprendiendo para brindar protección a los menores.

A éstos se agrega ahora el ENPM, el cual, dijo, fue aprobado durante la asamblea plenaria de obispos realizada en noviembre del año pasado.

El ENPM –detalló– es un “equipo multidisciplinario integrado por obispos, sacerdotes y laicos especializados e independientes con amplia experiencia en esta materia bajo la coordinación de la Secretaría General de la CEM”.

El comunicado resalta la disposición del episcopado para colaborar con las autoridades civiles mexicanas, pues, concluye, “no podemos permitir un caso más”.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso