Procesan a dos sacerdotes de Chihuahua por violación a dos menores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Esta semana fueron procesados dos sacerdotes por la presunta comisión del delito de violación agravada en el estado de Chihuahua, el primero fue el párroco de Santa María de la Montaña en Ciudad Juárez, Aristeo Trinidad Baca Baca, quien fue vinculado a proceso por la jueza de Control, Raquel Carlos Ávila.

Aristeo Trinidad Baca, de 74 años fue detenido el pasado sábado por agentes de la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas de Delitos por Razones de Género (FEM). El proceso lo enfrenta en prisión.

La aprehensión conmocionó a la sociedad juarense porque el padre Aristeo Baca es muy conocido en esa frontera, ya que además es fundador de un complejo comunitario que comprende un asilo, una clínica, una guardería y un comedor infantil y ha acompañado a autoridades para inaugurar instancias públicas.

Según medios de comunicación locales, la víctima tenía entre 11 y 12 años cuando el sacerdote cometió el abuso por primera vez.

Las audiencias de formulación de la imputación y de vinculación a proceso se realizaron de forma privada en la Ciudad Judicial, y según trascendió, el delito fue cometido desde el año 2015 hasta enero del 2018 contra una niña monaguilla de la parroquia Santa María de la Montaña.

La defensa del párroco argumento ante el juzgado la edad del imputado y los problemas de salud por un padecimiento pulmonar, para solicitar que enfrente el proceso en prisión, pero la jueza le negó la libertad condicional y deberá permanecer en el Centro de Reinserción Social número 3.
Decenas de feligreses se manifestaron para apoyar al sacerdote previo a la vinculación a proceso, mientras que organizaciones del Movimiento de Mujeres de Ciudad Juárez y Red por la Infancia, protestaron para que el párroco enfrentara el proceso en la cárcel.

El vocero de la Diócesis de Juárez, Hesiquio Trevizo Bencomo, dijo a los medios juarenses que ellos apoyan al sacerdote, por lo que sería desconcertante que la acusación sea verdadera, ya que tiene credibilidad de diversos sectores de la sociedad, como el empresarial, social y político.

En el segundo caso, este martes fue presentado ante el juez de Control Antonio Coss Araujo, el sacerdote Ramiro Plasencia González, de la parroquia Buenaventura en el municipio de la Diócesis de Nuevo Casas Grandes, por la presunta violación de un adolescente de 17 años.

De acuerdo con la Fiscalía, el delito se cometió presuntamente el 23 de septiembre de 2018 en un motel de Ciudad Juárez, donde el sacerdote habría tenido relaciones con el joven sin su consentimiento.

La denuncia fue presentada por la mamá de la presunta víctima, quien aseguró que su hijo acompañó al párroco a Ciudad Juárez para que él oficiara una misa y además iban a celebrar el cumpleaños número 17 del adolescente, reportó el Diario de Juárez.

Plascencia González y la presunta víctima llegaron a Juárez de noche, se quedarían a dormir en el Seminario, pero el cura lo llevó a un motel.

El imputado decidió no declarar y el juez determinó que el proceso lo puede llevar en libertad, con la condición de no acercarse al menor. La audiencia de vinculación a proceso será mañana.

Comentarios

Load More