Astudillo rechaza aclarar dónde estaban escoltas de activista cuando desapareció

La activista Obtilia Eugenio Manuel. Foto: Tomada de Twitter @ONUDHmexico La activista Obtilia Eugenio Manuel. Foto: Tomada de Twitter @ONUDHmexico

CHILPANCINGO, Gro. (apro).– El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, se negó a explicar las causas por la que los policías estatales asignados como escoltas de la activista y miembro del Consejo Comunitario de Ayutla de los Libres, Obtilia Eugenio Manuel, no la resguardaban cuando fue privada de su libertad hace tres días en la región centro de la entidad junto a su compañero Hilario Cornelio Castro.

El mandatario estatal también pidió ayuda al gobierno federal para encontrar a la dirigente de la Organización del Pueblo Indígena Me’ Phaa (OPIM), quien había recibido amenazas de muerte previamente, a través de mensajes de texto enviados a su teléfono móvil.

Astudillo también evadió hablar sobre la presencia de grupos armados que mantienen retenes sobre la carretera federal México-Acapulco, desde el poblado de Tierra Colorada hasta Chilpancingo, precisamente el tramo donde fueron desaparecidos los dos activistas cuando viajaban en un taxi.

Al respecto, el mandatario dijo que espera que en breve comience a operar la Guardia Nacional para restablecer el orden en esta.

“Es un asunto que ha tomado una velocidad, no nada más nacional sino internacional, entonces para nosotros es muy importante toda la ayuda, necesitamos toda la ayuda de la Federación, de todas las instituciones que puedan colaborar para saber qué sucedió”, expresó Astudillo.

Cuando le preguntaron por qué los policías estatales asignados como escoltas de la dirigente social y funcionaria del municipio de Ayutla, no la resguardaban, el gobernador expresó:

“Me llama mucho la atención por qué no estaba la policía con ellos, pero obviamente hay cosas que uno tiene que ser cuidadoso, para tener prudencia en el caso”, dijo Astudillo.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado (FGE) emitió una ficha en la que ofrece una recompensa de 2 millones de pesos para quien ofrezca información sobre el paradero de los dos los integrantes de la OPIM.

Hasta el momento se desconoce el paradero de la activista indígena y su compañero, pero trascendió que previamente había recibido amenazas de muerte vía teléfono celular, e incluso un grupo armado intentó privarla de su libertad en Ayutla, pero su compañero Hilario Cornelio la habría rescatado.

Por esta razón, Obtilia Eugenio y su compañero decidieron salir de Ayutla, pero ambos fueron desaparecidos el martes pasado, informaron fuentes oficiales.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso