Denuncian afectación al turismo y daño ecológico en Lagunas de Montebello

Comunidades denunciaron tala inmoderada. Foto: Especial Comunidades denunciaron tala inmoderada. Foto: Especial

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Indígenas de la Unión de Comunidades  Aledañas al Parque Nacional Lagunas de Montebello denunciaron que las autoridades ejidales de la comunidad de Tziscao obstaculizan la labor de guías y operadores turísticos foráneos, afectando con ello el desarrollo económico en la región, además de que han permitido la tala inmoderada y la construcción de cabañas de forma arbitraria junto a su lago, que año con año atrae a miles de turistas nacionales y extranjeros.

Campesinos de las comunidades San Nicolás, Antela, Ranchería El Refugio La Cañada, Ranchería San Ana y San Rosa el Oriente, adheridos en la Unión de Comunidades Aledañas al Parque Nacional Lagunas de Montebello, AC, se dijeron preocupados por el doble cobro que realizan los ejidatarios de Tziscao para ingresar a su lago, cuando ya ellos han hecho un cobro general permitido por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conamp) para que los turistas puedan ingresar a todos los lagos de la región.

En la región hay unos 60 lagos de colores, de aguas cristalinas, pero el más grande de todos los lagos es el Lago Tziscao, que se ubica junto en la línea fronteriza con Guatemala.

Fotos: Especial
Fotos: Especial

Es por eso que los operadores turísticos, al hacer el tour completo, llevan a sus turístas hacia ese lago para que disfruten de ese lugar y puedan cruzar y comprar souvenirs y artesanías del lado guatemalteco, además de tomarse la foto en el punto donde se marca la línea divisoria de ambos países con sus respectivas banderas.

El ingreso a la comunidad y el lago es cobrado por las autoridades ejidales, que no consideran el pago que previamente el operador turístico y los turistas locales, nacionales y extranjeros, han hecho ya, por lo que se les otorga una pulsera autorizada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conamp). Es decir, tienen que hacer necesariamente ese doble pago; si no, no se les permite el acceso.

Esto, sin contar que las autoridades ejidales han permitido la deforestación sin regulación ni control, madera que comercializan o bien la usan para construir de forma desmesurada cabañas a pocos metros alrededor del lago, sin tomar en cuenta el impacto ambiental con las aguas negras y residuales que éstas generan.

En una carta firmada por todos los campesinos de la Unión de Comunidades, se denuncia hoy que estas acciones de las autoridades ejidales “han ocasionado el descontento de diversas comunidades, así como el detrimento en el desarrollo económico local y la afectación directa en el desempeño de actividades turísticas”.

“Tziscao se aprovecha de la necesidad que tienen los pobladores de obtener ingresos derivados de actividades turísticas, controlándolos con el cobro de cuotas e implementando reglamentos a su conveniencia. Por otro lado, el doble cobro al turista que controla y administra Tziscao ha generado que ejerzan un poder ilegal sobre las comunidades aledañas, al grado de ofrecer dinero a los líderes comunitarios para que puedan controlarlos”, dice la denuncia.

La Unión de Comunidades llamó a la Semarnat a través de la Conanp, así como a las demás instituciones gubernamentales relacionadas para que hagan su trabajo, visitando la región, escuchando las versiones de los propios locatarios sobre la problemática actual.

Acusaron a Fidel López, quien se autodenomina líder de la Comisión de Diálogo y Negociación del Parque y miembro de la autoridad ejidal de Tziscao, que “por años ha manipulado a sus propias autoridades ejidales y a la misma comunidad, y que para ello cuenta con todo el apoyo del presidente municipal de La Trinitaria, Ervin Pérez Alfaro, pues lo tiene como empleado en su ayuntamiento.

Los miembros de la Unión de Comunidades propusieron a las autoridades hacer estudios de impacto ambiental, para conocer y analizar los daños reales que se han provocado.

Señalaron que la Conamp ha permitido estas actividades dentro del Parque, pues año con año permite que Tziscao construya cabañas alrededor de dicha Área Natural Protegida sin contar con los permisos correspondientes y con el uso de maderas que provienen de los bosques del Parque.

La Unión de Comunidades denunció que dentro de Tziscao se tienen cultivos que afectan el equilibrio ecológico de Montebello, así como deforestación y pesca sin control.

Recientemente, las autoridades ejidales de Tziscao anunciaron la implementación de acciones dirigidas a controlar a los guías locales y foráneos por medio del cobro de cuotas. Además se lanzaron en contra de las operadoras de tours imponiendo diversos pagos que se encuentran fuera del marco de la ley y del propio turista, al que condicionan para visitar o comer en determinadas áreas.

“Es por ello y otras razones, que las comunidades están cansadas del autoritarismo ejercido por parte de Tziscao. Reiteramos que la Unión de Comunidades Aledañas solicitan la actuación e intervención inmediata y piden a las autoridades acercarse a los pobladores directamente afectados para dar solución al conflicto”, dice la carta.

Es por eso que pidieron el levantamiento inmediato y definitivo de las dos casetas de cobro y de los entronques de laguna principal Montebello y de Cinco Lagos, la desaparición de los cobros y persecución de guías locales y de las diferentes Tour Operadoras, así como el libre tránsito por las diferentes áreas que comprende este destino turístico y que se permita el libre acceso para los locatarios de las diferentes comunidades aledañas al Parque Nacional Lagunas de Montebello, así como el libre acceso a grupos religiosos, culturales y artísticos para desarrollar actividades recreativas, así como de usos y costumbres.

Comentarios

Load More