Auditoría Superior reporta pérdidas en resultados de la reforma energética

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-  La Auditoria Superior de la Federación encontró inconsistencias por 68 mil 136 millones de pesos en la cuenta pública del penúltimo año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

David Colmenares, auditor Superior de la Federación, entregó el tercer informe de la Cuenta Pública 2017 a la Cámara de Diputados. Entre los hallazgos sobre irregularidades más destacados está lo que tiene que ver con los resultados de la reforma energética.

Por ejemplo, la ASF establece que, de acuerdo con los resultados observados, “no refleja un avance en el cumplimiento de sus fines, pues la inversión en el sector se redujo a un 59.7% en 2017, al igual que en la extracción de crudo, que disminuyó 6.2% en promedio anual de 2013 a 2017”.

David Colmenares, auditor Superior de la Federación. Foto: Twitter @ASF_Mexico

David Colmenares, auditor Superior de la Federación. Foto: Twitter @ASF_Mexico

A ello suma el aumento significativo de los combustibles, pero no sólo eso; la infraestructura decreció un 14.6% al pasar de 9 mil 379 pozos a 8 mil 008 pozos; lo mismo ocurrió en los campos de producción, que disminuyeron en 13.7%. Además, en las terminales de distribución  bajaron en un 47.4% y los complejos petroquímicos 18.2 por ciento.

Y todo lo anterior provocó que la extracción de crudo, en el periodo 2013-2017, disminuyera a una tasa media anual de 6.2%, al pasar de 921.6 a 711.2 millones de barriles.

En cuanto a las refinerías, la ASF destaca lo que ya se sabía, que éstas apenas trabajaban a menos de la mitad de su capacidad.

Pero lo peor aparece al analizar dos de las subsidiarias de Pemex: Pemex Transformación Industrial (PTI) y Pemex Fertilizantes: “no sólo no fueron rentables, sino que destruyeron valor económico en su operación”.

PTI tuvo pérdidas por 44 mil 599.75 millones de pesos, y ello se explica, dice, por las tomas clandestinas.

Pemex Fertilizantes, dice la auditoría, tuvo pérdidas por 21 mil 174.0 millones de pesos, 79.7% de su patrimonio inicial, principalmente, por el deterioro contable de los activos adquiridos de Fertinal y ProAgro, que tenían más de 14 años sin operar.

Y aunque Pemex Exploración y Producción (PEP) generó valor económico, al final se redujo respecto al año 2016 y la “empresa no fue rentable debido a la carga fiscal”.

Lo peor, sostiene la ASF, que PEP y PTI “se encontrarían en situación de quiebra técnica, si fuesen totalmente autónomas e independientes”.

Concluye que Pemex debe ser revisada de manera integral.

Reforma educativa

La ASF también revisó la reforma educativa y los resultados fueron:

“Falta de armonización de las disposiciones federales y estatales en profesionalización docente y gestión escolar; mecanismos de coordinación ineficientes; las plazas de ingreso y ascenso no se otorgaron siempre a quienes obtuvieron los mejores resultados en el Servicio Profesional Docente.

“Se encontró opacidad y discrecionalidad en el ejercicio del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE) y, se careció de un modelo de evaluación integral por parte del INEE”.

También revisó las estancias infantiles y detectó que en todas se carece de indicadores y metas para el desarrollo integral de los niños, así como de información suficiente para poder afirmar si se cumplieron los objetivos previstos.

La Sedesol, sostiene la Auditoría, no acreditó ante la ASF que:

“Las estancias cumplieran con los criterios y requisitos de seguridad establecidos en las reglas de operación; el cumplimiento de los criterios y los requisitos de calidad establecidos en las reglas de operación del programa para ser afiliadas, y la capacitación de los responsables de las estancias en materias como protección civil”.

También informó que en lo que va de su gestión –tomó protesta en 2018–, la ASF ha podido recuperar 131 mil millones de pesos que corresponde a recursos que habían sido desviados o ejercidos de manera irregular; la cifra puede aumentar debido a que aún no se han solventado algunas de las observaciones. Dichos recursos fueron reintegrados a la Tesorería de la Federación.

Finalmente, informó que ya han presentado 54 denuncias penales y está trabajando con la Fiscalía General de la República en los casos.

Comentarios