Detectan irregularidades en programas sociales de Jalisco y engaño a adultos mayores

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El delegado de Programas de Desarrollo en Jalisco, Carlos Lomelí, informó que con la depuración de los padrones de beneficiarios de la Secretaría de Bienestar, antes de Desarrollo Social, se detectaron diversas irregularidades, entre ellas personas inexistentes y cobro de moches.

Además, el delegado hizo un llamado al gobernador Enrique Alfaro para no engañar a los adultos mayores, pues desde una oficina del gobierno estatal les advirtieron que hoy era el último día para inscribirse al programa federal Pensión de Adultos Mayores, lo que provocó que muchos de ellos acudieran a la Secretaría de Bienestar, cuando eso no era necesario.

En el caso particular de las estancias infantiles, Carlos Lomelí informó que tras una revisión a las 478 existentes en Jalisco –con 18 mil 77 menores inscritos– se detectaron padrones duplicados, listas de niños inexistentes, centros sin la mínima seguridad, sobornos permanentes de supervisores a estancias que estaban en orden y a algunas que no registraban actividad.

Tampoco se dieron los cursos certificados por el DIF, pero se reportó que sí fueron impartidos a las estancias infantiles, o que una misma persona o sus familiares tenían varias estancias, mientras que a otras se les recortaba el pago que debían recibir de cada infante.

De acuerdo con Lomelí, casi el 50% de las estancias infantiles incumple con los requisitos para funcionar, por lo que quedarían fuera del padrón, y adelantó que después del 10 de marzo presentarían una denuncia por la corrupción que detectaron en esos centros.

“Estamos reuniendo todas las pruebas en donde sentimos que hubo corrupción y que hubo impunidad y que hubo saqueo, y turnaremos esto a las autoridades correspondientes para que determinen; primero que citen a la gente que está inmiscuida (…) y haremos la aportación de audios y videos en donde están reclamando que les pagan por niño, cuando el programa decía 900 pesos, y hay videos donde dicen ¿‘por qué me das 200 pesos? tú me dijiste que eran 900’, y que abriera la casa (…) y mencionan el nombre de quien está ahí”.

El funcionario federal también recordó que el subsidio se entregará directamente a los padres de familia a través de una tarjeta bancaria, que consistirá en un apoyo de mil 600 pesos bimestrales por cada menor de un año y hasta un día antes de que cumpla los cuatro años, y de 3 mil 600 para niños con discapacidad. En este caso se prolonga hasta un día antes de cumplir los seis años.

Detalló que se dará prioridad a padres que no cuentan con seguridad social, que pertenezcan a una comunidad indígena o que vivan en zonas con altos niveles de marginación violencia.

La “guerra”

Las diferencias entre el delegado de Programas de Desarrollo en Jalisco, Carlos Lomelí, y el gobernador del estado, Enrique Alfaro, alcanzaron a las personas de la tercera edad, quienes fueron citadas desde una oficina del Ejecutivo para inscribirse al programa federal de Pensión de Adultos Mayores, bajo la advertencia de que hoy era el último día.

Lomelí explicó que la llamada se hizo desde el teléfono 30301200 del Sistema de Asistencia Social, y también entregaron citatorios a los ancianos para que acudieran a las oficinas de la Secretaría de Bienestar o a Tlaquepaque, donde se encontraban los servidores de la nación.

Los adultos mayores esperaron siete horas en el sol, cuando algunos ya habían sido censados y tenían su credencial.

“Hago un llamado a quien se haya equivocado de manera intencional, que no lo haga. Como gobierno federal hemos sido muy respetuosos. No tratamos de boicotear, no tenemos colores. La instrucción del presidente es bajar los programas sin colores, sin siglas (…) Eso ocasiona malestar y malos ratos para nuestros adultos mayores”, recalcó Carlos Lomelí.

Al pedir una explicación a las autoridades respectivas, le respondieron que hubo una confusión, pues en realidad se citó a las personas de la tercera edad para que acudieran a registrarse al programa Mi Pasaje, antes Bienevales. Sin embargo, Lomelí mostró un papel que se entregó a las personas para citarlas en Tlaquepaque.

Y descartó que el mandatario estatal esté detrás del engaño a los adultos mayores: “Yo creo que no es el gobernador, yo creo que es la gente operativa, los niveles de abajo, yo creo que hicieron esto para tratar de colapsar la Secretaría, tratar de interrumpir el trabajo que se está haciendo”.

El delegado explicó que les entregaron un padrón de 258 mil 47 personas, y con la depuración –ya que encontraron algunos que no existían– se redujo a 256 mil 125 adultos mayores.

Pero como el apoyo federal se extendió a personas que sí cuentan con una pensión del IMSS o ISSSTE, en este momento el número de beneficiados es de 414 mil. De enero a la fecha, cada uno de ellos reciben bimestralmente 2 mil 548 pesos, y a quienes no han recibido aún el apoyo se les depositará de manera retroactiva.

Lomelí recordó que el programa de Adultos Mayores será permanente, y luego de que se cierre el censo que realizan en cada domicilio los 888 servidores de la nación con sede en Jalisco –el 28 de febrero–, se instalarán Centros Integradores para afiliarse, no sólo a este beneficio, sino a los 25 programas del gobierno federal.

Comentarios