Queman boletas en algunas casillas de Morelos; despliegan operativos policíacos

CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- En el segundo día de la consulta para decidir sobre el funcionamiento de la termoeléctrica de Huexca, las incidencias se repitieron en varias comunidades del oriente, donde personas con el rostro cubierto sustrajeron y quemaron urnas y papeletas en Jonacatepec y Jantetelco, en tanto que una fuerte movilización policiaca se registra en los alrededores de la comunidad de Huexca y Amayuca.

En tanto, el ejemplo de la comunidad de Huexca cundió y en el municipio indígena de Hueyapan y la comunidad de Amayuca, en Jantetelco, decidieron realizar asambleas comunitarias para rechazar la termoeléctrica. A mano levantada decidieron dar el no al Proyecto Integral Morelos y luego levantaron un acta en la que los presentes escribieron su nombre y firmaron.

Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua, realizaron una especie de caravana por distintos municipios del oriente de Morelos con el objetivo de impedir la instalación de las casillas para la consulta, lográndolo en Jonacatepec y Jantetelco. Ahí sustrajeron las urnas y la papelería y luego las llevaron al centro de Amilcingo, donde finalmente las quemaron.

En la mayoría de los centros de votación la recolección de las opiniones ocurrió en calma. El flujo de los participantes fue constante. Los sectores que se declararon en contra de la termoeléctrica lanzaron una campaña intensa en redes sociales como Facebook, Twitter y WhatsApp, para llamar a participar en la consulta votando por el no a la termoeléctrica.

La esperanza resurgió entre los opositores dado que el sábado por la noche celebraron que en varios municipios las casillas fueron abarrotadas por boletas con el no, frente a un incipiente número de opiniones afirmativas. Ayala, donde se encuentra la comunidad de Apatlaco, bastión opositor a la termoeléctrica, así como Tepoztlán, pueblo que también ha luchado férreamente ante los megaproyectos, son sólo dos de las muestras del triunfo del no.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco decidió emitir su voto en la casilla ubicada en la Plaza de Armas de Cuernavaca. Alrededor de las 10 de la mañana, el exfutbolista estuvo acompañado del jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, así como de otros integrantes del gabinete.

El mandatario estatal aseguró en entrevista con los medios de comunicación que el gobierno estatal estaba garantizando condiciones de seguridad para el buen desarrollo de la consulta ordenada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien, dijo, “se comprometió a respetar la voluntad popular” en relación con la operación de la termoeléctrica.

Al medio día, integrantes de organizaciones civiles de la zona oriente reportaron que en la casilla del Señor del Pueblo, en Cuautla, donde descansan los restos del General Emiliano Zapata, camionetas oficiales llevaban a elementos militares vestidos de civil a que votaran en la consulta de la termoeléctrica. Este hecho se registró sin mayores novedades.

Así, en el segundo día de la consulta, las comunidades de Huexca, Hueyapan, Jantetelco, Amayuca, Jonacatepec, entre otras no se permitió la instalación de casillas en el segundo día de la consulta. Aunque se informó a lo largo del día que la jornada transcurre en calma, un grupo de más de 100 policías antimotines se apostaron totalmente equipados en el acceso a la comunidad de Huexca.

Además de los elementos policiacos, se encuentran apostados en ese lugar al menos dos vehículos especiales para la dispersión de motines con pistolas que disparan chorros de agua. Mientras tanto, en la zona cercana a Amayuca, en las inmediaciones de la carretera Cuautla-Izucar de Matamoros, también se apostaron otro tanto de elementos policiacos.

En ambos lugares ha habido tranquilidad a lo largo del domingo, por lo que se desconoce el objetivo de ambos operativos policiacos con elementos estatales. Alrededor de la 1 de la tarde fue notorio el desplazamiento en las carreteras del oriente de la entidad de camionetas de la policía con efectivos equipados, así como equipos antimotines.

En tanto, los tres jóvenes detenidos por la policía el sábado y que fueron liberados unas horas después, denunciaron públicamente que no sólo fueron detenidos “de forma ilegal”, sino que además fueron “vejados” y “torturados” por los policías. Aseguraron que es mentira que fueron liberados ilesos. Los activistas podrían iniciar en las próximas horas,

Comentarios