Opositores a la termoeléctrica de Huexca rechazan resultados de la consulta

Las protestas por la Huexca. Foto: Eduardo Miranda Las protestas por la Huexca. Foto: Eduardo Miranda

CUERNAVACA, Mor. (apro).– Opositores a la planta termoeléctrica de Huexca rechazaron los resultados de la consulta realiza por el gobierno federal el pasado fin de semana.

Tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador, de que 59 por ciento de los participantes apoyaron el PIM, los opositores dejaron en claro que la termoeléctrica “no va”.

En un video difundido en redes sociales, Teresa Castellanos, de la comunidad de Huexca, dijo que los pueblos del oriente del estado dejaron muy clara su postura en contra de la termoeléctrica.

De acuerdo con datos recabados por los mismos opositores, en las casillas de los pueblos de oriente, como Tetela del Volcán, Ocuituco, Zacualpan de Amilpas, Temoac, Jantetelco, Jonacatepec, Tepalcingo, Cuautla, Ayala, se votó en contra del PIM.

“Nosotros no queremos la termoeléctrica en Huexca. Llévensela a los lugares donde dijeron que si opere”, dijo.

Comienza la resistencia

Por su parte, el activista Jorge Zapata, nieto del general Emiliano Zapata, aseguró que la gente que participó en la consulta dijo “claramente, no a la termoeléctrica”, pero “les valió el resultado”.

En una entrevista con un noticiero radiofónico, Zapata dijo que “vamos a prepararnos para lo que sigue, esto apenas empieza, vamos a las instancias legales y a la resistencia”.

Dijo que existen pruebas de que López Obrador “está haciendo lo contrario a lo que dijo en campaña”, por lo que “nos sentimos defraudados”. “No estamos de acuerdo con los resultados, no se tomó en cuenta a los pueblos que no votaron, nos sentimos defraudados, advirtió el nieto de Emiliano Zapata.

Frente de los Pueblos, por la resistencia civil

Por la tarde, opositores a la termoeléctrica agrupados en el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, también desconocieron los resultados de la consulta y advirtieron que no permitirán que la planta de producción eléctrica se ponga en marcha.

Para ello, subrayaron, fortalecerán las acciones de resistencia civil pacífica, como es el caso de los campamentos instalados en la colonia San Pedro Apatlaco, en los límites entre Ayala y Cuautla, para evitar que se termine la conexión del acueducto que llevaría 250 metros cúbicos por segundo del líquido de la Planta Tratadora de Aguas Residuales de Cuautla a la termoeléctrica.

Según los inconformes, la consulta “fue un ejercicio amañado” porque se consultó a personas que no estaban suficientemente informadas, además de que las boletas tenían en el reverso las “razones” por las que debería apoyarse la termoeléctrica.

No sólo eso, también se difundieron spots e incluso hubo funcionarios que promovieron las bondades del proyecto los mismos días de la consulta, acusaron.

Lo que ocurrió el pasado fin de semana “fue una burla”, sostuvo Juan Carlos Flores, uno de los voceros del Frente, y aseguró que en las comunidades que directamente resultan afectadas por el Proyecto Integral Morelos (PIM) se impuso el “no” en la consulta. Sin embargo, los presentados por el presidente Andrés Manuel López Obrador esta mañana, no coinciden con el sentir de las comunidades.

Los integrantes del Frente pidieron al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo que los escuche y sea intermediario con el gobierno federal para terminar con las amenazas que han recibido, pero también para darle solución al conflicto.

En ese sentido, condenaron la violenta detención de tres estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), el sábado 23, cuando protestaban en una casilla ubicada en el norte de Cuernavaca, y aseguraron que hubo tortura y amenazas de muerte por parte de policías estatales en contra de esos jóvenes.

De igual manera, destacaron que el líder de Amilcingo, Samir Flores, fue asesinado por su oposición a la termoeléctrica y no por su relación con la delincuencia organizada, como lo aseguró el fiscal de Morelos, Uriel Carmona. Por ello, solicitaron que la Fiscalía General de la República atraiga la investigación.

Jorge Velázquez, de Amilcingo, aseguró que la resistencia continuará, “independientemente del resultado de la consulta, pues es amañada, ilegal y anticonstitucional”.

Asimismo, advirtió que fueron 12 las casillas que no se instalaron y que toda la región oriente votó por el “no”, por lo que desconocieron los resultados de la consulta. “Quienes votaron por la termo son gente que nada tiene que ver con el proyecto”, sostuvo.

Finalmente, los integrantes del Frente manifestaron que desde esta tarde realizarán asambleas en las comunidades y luego convocarán a una serie de acciones de resistencia civil, fortaleciendo el campamento de Apatlaco.

 

Comentarios

Load More