Llevarán lucha contra termoeléctrica en Morelos a tribunales internacionales

La Termoeléctrica de Huexca forma parte del Proyecto Integral de Morelos. Foto: Margarito Pérez Retana La Termoeléctrica de Huexca forma parte del Proyecto Integral de Morelos. Foto: Margarito Pérez Retana

PUEBLA, Pue. (apro).- El Frente de Pueblos en Defensa del Agua y la Tierra afirmó que el resultado de la consulta a favor de la termoeléctrica en Huexca, Morelos, es algo que ya esperaban por lo “amañado” del proceso. Sin embargo, subrayaron, la lucha apenas comienza y la llevarán a los tribunales internacionales.

En un comunicado, luego de conocer los resultados difundidos este lunes por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la organización afirmó que el voto a favor de la puesta en operación del Proyecto Integral Morelos (PIM) era de esperarse, debido a que la consulta fue “amañada, con los dados cargados y poco confiable”.

Detalló:

“… es el gobierno quien tenía interés en el sí, el que organizó la consulta, la vigiló, la contó y emitió los resultados, sin que hubiera un órgano autónomo que se encargara de ello”.

La consulta de López Obrador –abundó– fue un fracaso para su gobierno, “pues pretendía legitimar un proyecto que terminó siendo más repudiado y que a pesar de, según haber ganado el ‘sí’, mucha gente no está de acuerdo con el proyecto, y los pueblos afectados que votaron, votaron en su mayoría por el No al Proyecto Integral Morelos”.

La agrupación formada por opositores al PIM de Morelos, Puebla y Tlaxcala reprochó al Ejecutivo que, al mismo tiempo que dio a conocer los resultados de la consulta, aceptara que en México “hay mucho racismo todavía”.

“.. en eso le damos la razón: para realizar esta consulta nunca se sentó a platicarla con los pueblos indígenas afectados, ni mucho menos planearla junto con ellos y que fuera conforme a los derechos de los pueblos indígenas y los estándares nacionales e internacionales sobre el proceso de consulta”.

Prosiguió:

“Sigue existiendo racismo porque un presidente de la República que se hincó ante los pueblos indígenas después de su toma de protesta, nos sigue tratando como niños chiquitos que no pueden decidir. Hay racismo porque se prefiere cumplir contratos favorables a las empresas y que afectan la economía del Estado, que cumplir, Obrador, la palabra empeñada a los pueblos que creyeron en él”.

De igual manera, la organización expuso que quien votó a favor de la termoeléctrica lo hizo sin tomar en cuenta los daños que se generarán al medio ambiente, la salud de los pueblos indígenas y el doble riesgo al que se expone a las comunidades cercanas al volcán Popocatépetl.

Y refirió que muchos de los que votaron a favor, expusieron en las redes sociales: “porque apoyo a mi presidente”, “Quiero que bajen la luz”, “Ya déjenlo trabajar”, “Todo contamina, no sean ignorantes”, “Son una minoría”, entre otros comentarios.

“A todas luces y de manera evidente la consulta fue impuesta, llena de intimidación, con presencia de Ejército, policía estatal y federal y sobrevuelo de helicópteros; ello obviamente inhibe la participación de la gente que está en desacuerdo con el proyecto”, recalcó.

Acusó que hubo coacción al voto, no sólo por el ofrecimiento de bajar las tarifas, sino porque se instruyó a los trabajadores del gobierno para que fueran a votar por el “sí”, además de que autoridades estatales y municipales operaron para inducir el voto.

En este contexto, al que se agrega el asesinato del activista de Morelos Samir Flores –apuntó–, la única alternativa que tuvieron los pueblos fue la protesta que cada comunidad trató de hacer manifiesta de diferentes maneras.

“El circo de la consulta ya lanzó sus resultados, falta resolver, como dice Obrador, los amparos interpuestos, pero falta también que se resuelvan los amparos y denuncias internacionales que vamos a interponer contra esta consulta ilegal e ilegítima; falta que puedan retirar el campamento zapatista de Apatlaco, falta que callen a los pueblos zapatistas de Morelos, Puebla y Tlaxcala”, subrayó el Frente.

Denuncias

A lo largo de la jornada, los pobladores denunciaron distintas irregularidades, como la instalación de casillas en poblaciones lejanas al paso del gasoducto, el cierre anticipado de las urnas y el acarreo de votantes de otras localidades, entre otras.

En Panotla e Ixtacuixtla, Tlaxcala, los habitantes se quejaron de que las casillas fueron instaladas en localidades que se encuentran de entre cuatro a cinco kilómetros de distancia del paso del gasoducto.

En tanto, en comunidades que están entre 10 a 250 metros del trazo de la obra, como San Jorge Tezoquipan, Tenexyeca, San Antonio Tecuac y Santiago Xochimilco, no hubo urnas para que votaran.

Y más: en el barrio de Zavaleta, en Texoloc, Tlaxcala, la casilla fue retirada antes de la hora por personas allegadas a la presidencia municipal, sin que se dieran a conocer los resultados.

En las localidades opositoras al PIM fue visible la presencia de elementos policíacos durante el desarrollo del ejercicio, mientras que en las comunidades alejadas al paso del ducto pudo constatarse que la mayoría de los pobladores no conocían siquiera que se estuviera realizando la consulta, mucho menos el tema sobre el que se preguntaba.

Comentarios

Load More