Vuelve Carlos Santana a 50 años de Woodstock

Carlos Santana durante su última presentación en Cumbre Tajín. Foto: AP / Félix Márquez Carlos Santana durante su última presentación en Cumbre Tajín. Foto: AP / Félix Márquez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el verano próximo se cumplirá medio siglo de la congregación musical que marcó un hito en la historia del rock mundial, al celebrarse el Festival de Woodstock en el norte de Nueva York, Estados Unidos, con la participación del guitarrista jalisciense Carlos Santana quien surgió al estrellato en aquellos memorables tres días de 1969.

“Muchos chavos se quedaron pegados en las rocolas de los años sesentas, setentas y ochentas, a eso yo le llamo regurgitar la nostalgia y no deseo formar parte de ella. Si algo aprendí de (los jazzistas) Miles Davis, Wayne Shorter y Herbie Hanckok es seguir adelante y continuar descubriendo. Por supuesto que respeto aquellas (viejas) piezas, porque la gente viene para oírmelas tocar, pero las reestructuro con frescura, inocencia y significatividad si bien moviéndolas a otro nivel, al año 2019 y rumbo al 2020”, declaró Santana hace poco para Gary Graff de Billboard.

El exbeatle Ringo Starr será otro artista de la vieja guardia sesentera quien ha confirmado su presencia a los conciertos que se efectuarán en el sitio original del festejo denominado Festival de la Música y Cultura en los Bosques de Bethel del 16 al 18 de agosto de 2019, organizado a media hora de la ciudad de Nueva York por el Centro de Artes en los Bosques de Bethel.

Según informó la publicación Rock Cellar Magazine, el jueves 15 de agosto se proyectará allá la cinta Woodstock en la versión completa de su director, documento que muestra el resplandor de la contracultura jipi de paz y amor en la Era de Acuario. Al día siguiente, Ringo, Edgar Winter y Arlo Guthrie (otro de los estrellas originales) subirán al estrado con sus bandas, y el sábado 17 tocará el turno de Los Doobie Brothers y Carlos Santana.

Pero antes de Woodstock 2019, Santana se presentará en nuestro país con la gira “Global Consciousness Tour”, celebrando dos décadas del álbum Supernatural que le mereció nueve premios Grammy en 1999: Tocará el 17 de marzo en el Vive Latino, el 19 en la Acrópolis de Puebla, el 21 en sus lares del Auditorio Telmex Guadalajara y el 22 viajará al Festival Tecate Pa’l Norte de Monterrey, Nuevo León. Entrevistado por Notimex, el hombre que fusionó rumba con rock dijo a la periodista Grisel del Valle hace un mes:

Supernatural es uno de los tres discos en la historia que están en un lugar muy alto, como lo hizo Michael Jackson con Thriller y The Eagles con Greatest Hits. La importancia de celebrar este disco es presentarlo como algo con lo que ya está familiarizada la gente, y al mismo tiempo inyectar una pista nueva; para mí los tres ingredientes son pasión, emoción y sentimiento en cada nota. Me siento muy agradecido con Dios por esta oportunidad de poder regresar (a México) y ofrecer algo familiar y nuevo, porque como decimos somos los mismos frijoles y los mismos huevos, pero los revolvemos diferente”.

Onda espiritual

Santana estuvo presente en la granja de Saugerties para el festejo por 25 años de Woodstock, en agosto de 1994, y su actuación electrizó a la fanaticada, llevando él un paliacate en su cabeza y una camiseta con la efigie de Emiliano Zapata durante la conferencia de prensa.

El reportero Roberto Ponce estuvo allí enviado entonces por la revista Proceso y preguntó al de Autlán si pensaba que el recién electo presidente en nuestro país (Carlos Salinas de Gortari) sería un cambio en bien de México (“Santana rinde homenaje a Hendrix y los zapatistas en Woodstock”.

“No, no creo en mejorías, es la misma corrupción –contestó Santana contundente–. Mi corazón está con el indio del pueblo zapatista chiapaneco.

–¿Es el mismo espíritu del Festival de Woodstock como hace 25 años?

–Sí, una congregación armoniosa. Yo no vine aquí para lucirme en escena, sino para conectarme con las fuerzas del universo y con la gente Si pones el triángulo junto: tú, yo y la energía sublime del mundo, eso es Woodstock. Es el mismo espíritu, pero con mayor sabiduría. Grupos como Arrested Developement, Peter Gabriel o Bob Dylan somos músicos conscientes, es como una flor que venimos a ofrecer a la multitud”.

Medio siglo después, Santana visualiza aquel Woodstock de 1969 y su álbum Supernatural de 1999 cual “portón montañoso que atravesé de lado a lado”, conduciéndolo a lugares “que jamás soñé fueran posibles y me inspiraron a continuar buscando y logrando todas las cosas que hago”.

Guajira para la Mona Lisa

El 25 de enero pasado apareció un disco EP de Santana con una trilogía inspirada por el cuadro más famoso de Leonardo da Vinci (1452-1519) en el parisino Museo del Louvre, La Gioconda.

“Do You Remember Me?” (“¿Me recuerdan?”, tema producido por Rick Rubin), la interpreta en concierto combinada con “Smooth” (“Suave”, de Supernatural), dando paso a la guajira “En busca de la Mona Lisa”, y “Bésame mucho”, de Consuelito Velázquez (la leyenda jazzista Ron Carter en el bajo), más “Lovers From Another Time” (“Amantes de otra época”, con Narada Michael Walden). El guitarrista reveló a Billboard que con su Santana Band grabó 49 canciones durante diez días y espera que un álbum salga ya.

“¡Son un cañonazo, estas rolas matan, amigo, no vas a creer la energía que poseen! Una o dos fueron las únicas que no grabamos a la primera toma, eran cinco o seis al día. Se siente como una mezcla, es música africana totalmente de distintos músicos que adoro y no fanfarroneo, sólo es el alma con mi banda que creyó en mí como para decir: ‘Bueno, ya terminamos esa rola, ¡vamos con la que viene!’”

Hace poco más de un año, Carlos Santana y su esposa baterista Cindy Blackman grabaron con los Isley Brothers (los hermanos Ronald y Ernie Isley) un álbum: Power of Peace, “El poder de la paz”, proyecto en el cual incluyeron piezas de grandes artistas afroamericanos como: The Chambers Brothers (“Are You Ready”), Dionne Warwick/Jackie DeShannon (“What the World Needs Now is Love Sweet Love”), Muddy Waters/Willie Dixon (“I Just Want to Make Love to You”), Marvin Gaye (“Mercy Mercy Me/The Ecology”), Billie Holiday (“God Bless the Child”), Stevie Wonder (“Higher Ground”) o Curtis Mayfield (“Gypsy Woman”). Ken Sharp de la publicación Rock Cellar charló largamente con Santana el 10 de agosto de 2017, y el músico le declaró entonces:

“Cuando Cindy y yo nos casamos escuchábamos bastante a Ronnie Isley cantando el catálogo de Burt Bacharach, que no puede faltar en cualquiera que se enamore, con cosas como ‘Gotas de lluvia sobre mi cabeza’. La primera pieza que bailamos en nuestra boda fue ‘La mirada del amor’, interpretada por Ronnie Isley; desde luego que la escribió Burt Bacharach”.

Cuando Carlos y Cindy coincidieron en una gira con Rod Stewart, éste los presentó a su cuñada quien cantaba con Ronald Isley.

Ronnie vino a vernos tocar y tras bambalinas le dije que anhelaba grabar algo con él; como que me miró raro pero cuando le comenté sobre las piezas que tenía en mente, exclamó: ‘¡Ah!’ La primera que tenía en mente fue  ‘Let The Rain Fall On Me’ y ‘God Bless The Child’ de Billie Holiday. Él quería ‘Higher Ground’, de Stevie Wonder, ‘Mercy Mercy Me’ de Marvin Gaye y ‘What the World Needs Now?’, eventualmente repartimos un 50% las piezas y me sentí muy agradecido, fue maravilloso hacer sin miedos 16 canciones en cuatro días”.

–¿Cómo fue que los Isley Brothers entraron en su radar?

–Oh, claro… Acababa de llegar a San Francisco desde Tijuana. Era mi primera semana allá por 1962. Los Gigantes de San Francisco iban a jugar contra los Yankees aquí en el área de la bahía cuando oí sonar en la rocola una y otra vez “Twist & Shout”, y yo pensaba: “¡Oh, Dios mío! Este cuate canta una rola que me pone la carne chinita cada vez que la oigo. ¡Métele otro veinte a la rocola para volverla a escuchar! Me di cuenta que Ronnie Isley era el primer Michael Jackson porque de verdad estaba bastante joven cuando cantó esa pieza. Y por supuesto, Los Beatles nos invadieron en 1964 y tuvieron un gran éxito con su versión de ‘Twist & Shout’, pero era una copia de los tres Isley Brothers”.

–¿Cuándo se dio cuenta usted que la música poseía el poder para brindar un mensaje profundo?

–El mensaje es despertar a la mayoría de la gente como te sea posible, de manera gentil, para llevarlos a su propia luminosidad. Porque si las personas comienzan a aceptar que no son pecadoras irredentas o desamparadas a la gracia de Dios, entonces empiezan a crear milagros y bendiciones.

“Así es como alguien adquiere poder, de otra manera te vuelves patético y darás lástima, convertido para siempre en víctima o en villano. De tal modo que el concepto de pecador irredento y no merecer la gracia divina es lo que Bob Marley llamó esclavitud mental. Nosotros vamos al otro extremos y decimos: ‘Tú eres valioso, un rayo de luz que proviene de la mente de Dios. Cuando aprendas a aceptarlo, entonces tus moléculas pueden escucharlo y comienzas a avanzar para ver las cosas distinto y manifestarte de otro modo”.

–¿Podría hablar acerca del efecto transformador que la paz puede tener en el mundo?

–Sí. Cuando portas la paz estás preparado para vivir en este planeta con poderío, ya que comienzas a ver que no existe verdaderamente un valor en las naciones ni en las banderas, tampoco en los votantes ni en los políticos.

“Lo único que tiene una permanente valía es el amor y los principios universales. Hay esquemas para todo un comportamiento novedoso que aplica a la humanidad y se llaman compasión, generosidad y ser gente considerada. Estos poderes son de fortaleza real. Mucha gente no se halla en situación de adaptarse a ellos y continúa pensando con mentalidad de patrioterismos pero yo les digo sin ambages que el patrioterismo es prehistórico.

“Somos un solo cuerpo, un solo corazón y una misma mente. Cuando miras desde las alturas del planeta y ves a la Tierra, no miras patriotismo alguno. No ves nada parecido a eso. Nada más observas que somos un bebé y que el mundo es nuestra matriz. Así que yo los invito a dejar de pensar que la tierra es plana… Ya hay que parar ese mal viaje que nos hace malinterpretar lo que en verdad somos realmente. Todos nosotros somos uno”.

Comentarios

Load More