Fiscalía de Morelos confirma que perdió evidencia sobre el asesinato de Samir Flores

Samir Flores fue asesinado en Amilcingo, Morelos. Foto: Tomada de Facebook Samir Flores fue asesinado en Amilcingo, Morelos. Foto: Tomada de Facebook

CUERNAVACA, Mor. (apro).– La Fiscalía de Morelos extravió evidencia del asesinato del activista comunitario opositor a la termoeléctrica de Huexca, Samir Flores Soberanes, lo ha generado suspicacias.

El miércoles 20 de enero, menos de cinco horas después del asesinato de Samir Flores, la Fiscalía ofreció una conferencia de prensa en la que aseguró que el atentado no tenía relación con el activismo contra la termoeléctrica, sino que parecía un crimen relacionado con la delincuencia organizada.

La Fiscalía basó esa afirmación en el supuesto hallazgo, en el lugar del asesinato, de una cartulina con un mensaje de amenaza contra otros habitantes de la comunidad y contra personas que estarían relacionadas con el crimen organizado.

En el supuesto mensaje también se mencionaba a un supuesto grupo criminal denominado “comando tlahuica”, del que nadie ha escuchado hablar.

Compañeros de Samir Flores que acudieron al lugar del ataque poco después de ocurrido, personas que lo trasladaron al hospital y otras que se quedaron en el lugar dijeron a este reportero que nunca vieron tal cartulina.

 

Fiscal denuncia robo

El lunes por la noche, el fiscal general de Morelos, Uriel Carmona Gándara, aseguró que la supuesta cartulina no está incorporada a la carpeta de investigación porque no fue encontrada.

Y sin ofrecer ninguna prueba, dijo que la gente que llegó a la escena del crimen “sustrajo” el supuesto mensaje.

El fiscal citó al titular de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), José Antonio Ortiz Guarneros, quien aseguró que la cartulina fue “fijada fotográficamente” por un elemento de la Policía Estatal, quien “en ese momento no tenía la facultad de asegurarla”.

“Presumimos que alguien, que pudo haber sido la familia, retuvo esa cartulina, no la tenemos físicamente en la carpeta”, agregó.

Dijo que la fotografía fue tomada con el aparato celular del elemento policiaco y que la geolocalización corresponde al lugar del hecho, así como a la hora en la que ocurrió.

Explicó que los policías estatales habrían llegado primero a la escena del crimen y que sólo habrían tomado fotografías de lo que había, pero no se resguardó.

Sin embargo, la familia y amigos de Samir Flores advirtieron durante su funeral que la cartulina no fue vista por nadie, menos aún tomada del lugar. Uno de los integrantes del equipo de la radio comunitaria Amilzinko incluso señaló que la cartulina “fue un invento” para tratar de ligar a Samir con el crimen organizado.

Lo cierto es que, hasta el momento, nadie fuera de los funcionarios de la Fiscalía y la CES conocen la cartulina y el mensaje que fue escrito en ella. La supuesta fotografía no ha sido exhibida con el argumento de que se puede entorpecer el proceso de investigación.

 

Cuauhtémoc Blanco exige resolver el crimen

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo fue cuestionado sobre la permanencia del fiscal, nombrado por la anterior Legislatura para un periodo de nueve años.

El mandatario señaló que el crimen “se tiene que esclarecer a como dé lugar. El fiscal que yo recuerde había dicho que (Samir Flores) estaba metido con el crimen organizado, yo creo que primero hay que investigar, no hay que juzgar. Se tiene que investigar y llegar hasta el fondo”.

Cuando se le cuestionó si el funcionario está dando resultados, respondió: “Todo mundo le reclama al fiscal, yo lo único que le puedo decir al fiscal es que se esclarezca y llegar hasta las últimas consecuencias. Como te digo, (este crimen) no se puede quedar impune. El fiscal sabe lo que tiene qué hacer. Y creo que tanto los familiares, como la gente está esperando que se esclarezca esta situación”.

Respecto a sí el Congreso debería llamar a comparecer al fiscal, Cuauhtémoc Blanco señaló que eso deben responderlo los diputados locales. Dijo que la investigación es responsabilidad de la Fiscalía, “que se tiene que poner a trabajar, a chambear y a dar resultados. Este asesinato no puede quedar impune y como estos, hay muchos que están igual, sin resolver”.

En tanto, el Congreso del Estado analiza llamar a comparecer al fiscal para que explique qué pasa en este caso específico, pero también con los problemas de inseguridad que atraviesa Morelos que, por ejemplo, durante el fin de semana dejaron a más de una decena de personas asesinadas.

Algunos diputados hablan de la necesidad de destituir a Carmona Gándara, a quien acusan de ser el “fiscal carnal” de Graco Ramírez.

Comentarios

Load More