Sánchez Cordero identifica a Pueblos sin Fronteras como reclutador de caravanas migrantes

La secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero en reunión con Andrew Selee, presidente del Migration Policy Institute. Foro: Twitter ‏ Cuenta verificada @M_OlgaSCordero La secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero en reunión con Andrew Selee, presidente del Migration Policy Institute. Foro: Twitter ‏ Cuenta verificada @M_OlgaSCordero

WASHINGTON (apro) – La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, identificó a la agrupación internacional Pueblos sin Fronteras, como el grupo que organiza las caravanas de migrantes centroamericanos que cruzan el territorio mexicano para intentar llegar a la frontera sur de los Estados Unidos.

“Tenemos identificados a los líderes de organizaciones no gubernamentales que están reclutando estas caravanas, concretamente hay algunos de Pueblos sin Fronteras”, dijo Sánchez Cordero al participar en un foro organizado por Instituto de Política Migratoria (MPI, por sus siglas en inglés) con sede en la capital estadunidense.

La secretaria de Gobernación en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, acotó que bajo la nueva política migratoria mexicana se identifica a las personas que integran las caravanas para determinar quienes de estos migrantes cumplen los requisitos de recibir asistencia humanitaria.

En este sentido indicó que de los centroamericanos que han cruzado el país en caravanas, “menos del 1% tienen antecedentes penales”. Esta conclusión se determinó por medio del cruce de información con los gobiernos de los países de origen de los migrantes y con el de Estados Unidos.

“Había uno o dos con ficha roja, de Interpol, y había otros que sí tenían antecedentes penales”, subrayó Sánchez Cordero.

La funcionaria dijo que se sigue perfeccionando el proceso de los migrantes centroamericanos para determinar quiénes de los que integran las caravanas no cuentan con un historial criminal.

De las caravanas centroamericanas en específico, Sánchez Cordero destacó que este es el método más seguro para los migrantes centroamericanos en su travesía por México hacia los Estados Unidos en busca de asilo.

Negó que el gobierno de López Obrador le haga el trabajo sucio a Donald Trump respecto de su decisión “unilateral” de deportar a sus países de origen a todos los peticionarios de asilo no mexicanos cuya solicitud sea rechazada. Lo mismo para los migrantes que podrían ser regresados a México mientras se procesa su solicitud de asilo en las cortes migratorias.

“La percepción puede ser otra”, manifestó Sánchez Cordero quien durante el foro insistió en que “México no es problema de flujo migratorio para los Estados Unidos”.

Añadió que en los últimos años ha sido muy baja la tasa de migrantes mexicanos que pretenden ingresar como indocumentados a Estados Unidos y que “en muchos casos es de cero”.

La nueva política migratoria de México para con los centroamericanos, se sustentará, según Sánchez Cordero, en los principios humanitarios universales y de la defensa y respeto de las garantías de las personas.

“No se migra por gusto, se migra por necesidad, por falta de oportunidades económicas y por la violencia”, estableció la secretaria de Gobernación.

La visita a Washington de la encargada de la gobernabilidad mexicana, se enfocó en la discusión con funcionarios del gobierno de Trump sobre las políticas migratorias de ambos países.

Luego del foro en el MPI, Sánchez Cordero se reunió con Kirstjen Nielsen, la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, quien es la responsable de la política de inmigración de ese país.

“La filosofía (migratoria) de nuestro presidente, es una filosofía política de derechos humanos, es una filosofía política de atender las causas del crimen, las causas de la migración y se está atendiendo con desarrollo, con atención a los jóvenes a los adultos mayores y programas de becas”, enfatizó la Secretaria de Gobernación al exponer las razones del por qué ha disminuido la migración de mexicanos a Estados Unidos.

El gobierno de Trump insiste en que México se encargue de repatriar a todos los migrantes no mexicanos detenidos en la frontera sur estadunidense y a aquellos cuyas peticiones de asilo sean rechazadas por las razones que sean.

Comentarios

Load More