SCT descarta atentado en caída de helicóptero en Puebla

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Carlos Morán Moguel, subsecretario de Transporte de la SCT, descartó la posibilidad de un atentado en la caída del helicóptero en el que murieron la gobernadora Martha Érika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle, así como otros tres tripulantes en Santa María Coronango, Puebla.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador se le preguntó:

-¿Pudo haber sido un atentado?

“Diría ahorita que, en lo absoluto, no. No hay nada que nos muestre que hubiera habido una desintegración de partes del aparato, no hay. Que hubieran aparecido componentes en otro sitio que el del sitio del impacto, tampoco lo hubo.

“Nada que nos haga suponer que hubiera habido algún evento agresivo contra la aeronave. No lo tenemos. Ni nosotros ni los investigadores que estaban con nosotros en el proceso. Tengo certeza de que no es el caso”, indicó.

– ¿Tienen algún indicio de que no hubo alguna manipulación externa?

“No tenemos ningún indicio de que haya habido ninguna manipulación externa, no hay ninguna información en ese sentido”, aseveró.

Por otro lado, el funcionario reveló, por primera ocasión, que la aeronave salió del jardín de la casa del empresario José Chedraui.

En el patio de ese inmueble, dijo, recogió a Alonso, a Moreno Valle y a su asistente, Héctor Baltazar.

“Salió de un jardín de una casa privada que se encuentra a poco menos de tres kilómetros”, dijo.

-¿De quién era?

“Es de Chedraui. Ahora nos hemos enterado que de ahí solía salir también el helicóptero. (La casa) es de un empresario, de José Chedraui”, respondió.

– ¿Se van a revisar las condiciones de seguridad que había en esta casa?

“El helicóptero no estaba resguardado ahí, iba y recogía a los pasajeros”, indicó.

Por otro lado, la SCT presentó los audios entre la torre de control y el piloto del helicóptero que se desplomó el pasado 24 de diciembre.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú aclaró:

“Dije que había habido nueve comunicaciones, pero fueron 11 intentos de la Torre de Control para obtener respuesta del piloto del avión. Hay un lapso entre estas comunicaciones fallidas que es del orden de 15 minutos; hay 15 minutos donde no pasa nada”, comentó

Jiménez Espriú, aseguró que toda la información sobre el caso será transparentada.

“Cuando esté el dictamen de los expertos habrá total transparencia y lo que se pueda ir informando en el camino también se irá abriendo. No habrá maquillaje de nada. La transparencia quedará plenamente documentada. Queda absolutamente transparente todo en cualquier momento, no hay restricciones”, aseveró.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios