Entre protestas, el presidente de Argelia oficializa su pretensión a un quinto mandato

Una protesta realizada durante el fin de semana en Argel, Argelia. Foto: AP / Sidali Djarboub Una protesta realizada durante el fin de semana en Argel, Argelia. Foto: AP / Sidali Djarboub

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).-  Pese a las múltiples protestas de distintos sectores sociales, el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika -quien se encuentra hospitalizado en Suiza y ha gobernado el país africano desde 1999-, oficializó a distancia su aspiración para reelegirse a un quinto mandato.

El descontento creció este 3 de marzo al oficializarse que Buteflika -cuyo último discurso público fue pronunciado en 2012- se presentará al ejercicio electoral fijado para el 18 de abril, en el que se perfila como candidato único tras la renuncia de Ali Benflis, su principal rival desde las elecciones de 2004 y 2014.

En representación de Buteflika y en medio de un férreo dispositivo de seguridad, ocho camionetas del Frente de Liberación Nacional (FLN) transportaron a las oficinas de la Comisión Constitucional las firmas y los documentos con los que el mandatario oficializó su candidatura.

En las inmediaciones de dicho órgano oficial, cientos de jóvenes materializaron su repudio a un quinto mandato y a diferencia de otras manifestaciones, esta vez fueron agredidos con gases lacrimógenos por la policía.

Adelghani Zaalane, quien hasta ahora había fungido como ministro del Transporte, es ahora el nuevo jefe de campaña del presidente. Y fue quien leyó una carta del mandatario en la que plantea convocar el próximo año a elecciones anticipadas a las que finalmente no se presentaría por primera ocasión en 21 años.

Desde hace una semana, a lo largo de toda Argelia se han realizado numerosas manifestaciones en repudio a la a la quinta candidatura al hilo de Buteflika, siendo la efectuada del 22 del febrero la más numerosa en la historia reciente de la capital, Argel.

Este domingo 3, la comunidad argelina también realizó protestas en ciudades francesas como Marsella y París.

Mientras tanto, en las calles de Argelia consignas como “Buteflika vete ya” o “Esto es una República y no un reino” se multiplican exponencialmente en el país más grande de África.

(Con información de agencias)

Comentarios

Load More