Moody’s alerta sobre el impacto de la violencia en la economía de Acapulco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La agencia calificadora Moody’s Investors Service alertó que la industria del turismo en México es la más vulnerable ante la elevada violencia persistente en el país.

De entrada, la firma puso la lupa sobre el municipio de Acapulco, Guerrero, que ha sido fuertemente golpeada por la violencia en años recientes, con una tasa de homicidios de 112 por cada 100 mil habitantes en 2017, lo que la convierte en una de las ciudades con mayor criminalidad en México.

“La fuerte dependencia de Acapulco en el turismo ha ocasionado que la economía del municipio sea altamente vulnerable a los efectos de la violencia.  Acapulco, destino de playa sobre la costa del pacífico mexicano, se localiza en el estado de Guerrero (Ba2/A2.mx estable) y se encuentra sobre una ruta estratégica para el tráfico de drogas”, señaló el reporte de Moody’s titulado Propagación de la violencia expone a más estados y municipios a riesgos crediticios relativos a la seguridad.

Moody’s recordó que entre 2012 y 2017, el número total de turistas internacionales que visitaron la ciudad cayó 63%, según datos de la Secretaría de Turismo, “aunque en cierta medida, el turismo local ayudó a compensar esta disminución. A lo largo del mismo período, el número de vuelos internacionales con destino al aeropuerto de Acapulco cayó más de la mitad”, matizó.

El impacto en la economía de Acapulco ha sido negativo, Guerrero registró un crecimiento real de su PIB de 0% en 2017, después de crecer entre 1% y 2.1% durante los dos años anteriores.

Actualmente, el Departamento de Estado de Estados Unidos recomienda no viajar al estado debido a sus elevados niveles de criminalidad.

En un estudio del Banco de México se concluye que las tasas de homicidio y la llegada de turistas internacionales son dos factores clave que afectan el desempeño económico de los centros turísticos.

El reporte identificó que el deterioro de estas variables en Acapulco ayuda a explicar por qué en años recientes su economía se ha desempeñado por debajo de la de los otros 14 centros turísticos de México que fueron incluidos en el estudio (con base en indicadores que sirven de aproximación al crecimiento del PIB municipal).

“La incapacidad de Acapulco para resolver el problema de seguridad provocó que el estado y las autoridades federales tomaran control de la policía municipal en septiembre de 2018 ante preocupaciones de que hubiera sido infiltrada por grupos del crimen organizado”, señaló Moody’s.

Esto coincide con un periodo de deterioro de las finanzas del municipio. Aunque el municipio logró aumentar la recaudación del impuesto predial en términos nominales en años recientes, estos impuestos crecieron a una tasa de crecimiento anual compuesta de 3% entre 2013 y 2017, por debajo de la tasa de inflación promedio de 4% durante el período, lo que significa que el ingreso por impuesto predial ha caído en términos reales, explicó la agencia calificadora.

En el mismo sentido, Moody’s señaló que algunos estados como Quintana Roo, Baja California Sur y Nayarit  tienen una dependencia relativamente alta en el turismo y han experimentado un reciente incremento en homicidios, por lo que se encuentran más expuestos a riesgos relativos a la seguridad que pudieran afectar negativamente su fortaleza económica y financiera.

Dentro de estos estados, municipios que incluyen el de Benito Juárez  y Los Cabos se encuentran entre los más expuestos. Además, Tijuana, aunque no depende tanto del turismo, es un municipio que en particular ha registrado un severo incremento en homicidios en 2018 con base en las proyecciones preliminares del gobierno y se puede considerar también entre los más expuestos.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios