El presidente descarta limitar labor de calificadoras y reitera: “vamos bien”

López Obrador reiteró su crítica a las calificadoras porque jamás incluyeron a la corrupción en sus variables. Foto: Miguel Dimayuga López Obrador reiteró su crítica a las calificadoras porque jamás incluyeron a la corrupción en sus variables. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las críticas del presidente Andrés Manuel López Obrador a las calificadoras internacionales que han bajado la perspectiva de crecimiento y las notas crediticias para el país, se atemperó hoy, luego de que la bancada de su partido Morena, propusiera revocarlas ayer en el Senado.

“Esto de las calificadoras (perspectivas y notas) es su trabajo, lo respetamos, no vamos a limitar su función. Estamos seguros de que va bien el gobierno, la economía, vamos a crecer y a darles un ejemplo de cómo combatiendo la corrupción, que muchos han soslayado, tolerado o no incluido en sus variables, se puede tener una economía fuerte”, dijo a pregunta expresa sobre la propuesta de Morena para revocarlas.

Desde finales de enero, las críticas de López Obrador a las calificadoras internacionales se han centrado en que jamás incluyeron en sus variables la corrupción de lo que él llama “el período neoliberal”, insistiendo en que ahora, cuando un gobierno se ha propuesto erradicar la corrupción, llegan las malas notas.

Según el mandatario, la política económica que se ha planteado, tiene por objetivo no contratar deuda, así como evitar el déficit, la inflación y las devaluaciones.

Aseguró que el país está abierto al escrutinio internacional en lo político y en lo económico, que no hay nada que esconder y su administración está a favor de la transparencia.

 

Sin embargo, recomendó a las calificadoras que incluyan en su análisis las condiciones de corrupción de cada gobierno, pues por corrupción las economías no crecen y caen en crisis, como ocurría en México, donde a su parecer, imperaba la corrupción y ahora, su gobierno tiene que “pagar los platos rotos”.

Finalmente, el presidente de México consideró que hay confianza entre los inversionistas porque se ha recuperado el estado de derecho, hay reglas claras, sin influyentismo y sin protección indebida a empresas vinculadas al régimen.

Comentarios

Load More