“Otra transa” en el gobierno de Calderón: la compra de un rancho en 120 mdd

Miguel Gómez Mont, titular de Fonatur en el gobierno de Felipe Calderón y responsable de la compra del rancho. Foto: Benjamín Flores Miguel Gómez Mont, titular de Fonatur en el gobierno de Felipe Calderón y responsable de la compra del rancho. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el sexenio de Felipe Calderón, Fonatur, la inmobiliaria gubernamental para el desarrollo turístico, compró el rancho de un exgobernador de Sinaloa por 120 millones de dólares que, hasta ahora, permanece sin utilizar.

Hoy, en su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador denunció que la extensión de tierra no tiene mucha viabilidad para el desarrollo turístico, considerando la operación, como parte de las decisiones que se tomaban en el pasado para hacer negocios.

Sin embargo, el presidente no quiso identificar nombres. Del exgobernador propietario original dijo que murió y por ello merece respeto; de los funcionarios implicados en la operación, expuso que fue durante la gestión calderonista cuando al frente de Fonatur, estaba un abogado que luego fue secretario de Gobernación.

“Otra transa”, dijo el mandatario respondiendo a los reporteros que se trataba de Fernando Gómez Mont.

Se trata de un terreno que describió en abandono, al que se le invirtió dinero público además de la compra, pero por el que su administración no sabe qué hacer pues tiene escasa viabilidad turística. Ahora se plantean venderlo para poder invertir en el desarrollo del Nuevo Mazatlán.

Un seguimiento a la declaración realizada por Apro, permite ver que en realidad fue Miguel Gómez Mont, hermano de Fernando, el exsecretrio de Gobernación, quien estuvo al frente de Fonatur desde el arranque de la administración calderonista hasta junio de 2010, cuando más o menos en los mismos días, ambos renunciaron al gobierno, inmerso el entonces secretario en una trama de negociaciones internas en el PAN.

El caso del rancho fue documentado por Proceso desde el 5 de noviembre 1983, en el reportaje “25 kilómetros del Pacífico, la playa privada de Toledo Corro”.

Antonio Toledo Corro fue secretario de la Reforma Agraria con José López Portillo de 1978 a 1980, y luego gobernador de Sinaloa, de 1981 a 1986. Durante esos años se hizo de miles de hectáreas con los 25 kilómetros de playa en el sur de esa entidad, muy cerca de sus límites con Nayarit. Todo un escándalo.

El político priista, cercano a José López Portillo, falleció el año pasado a lo 99 años de edad y la operación aludida por López Obrador hoy, ocurrió el 25 de octubre de 2008, cuando era titular de Fonatur, Miguel Gómez Mont.

Sin viabilidad turística

Conocido como Rancho “Las Cabras”, la extensión de litoral, fue adquirida por Fonatur, a través de un fideicomiso en el que fungió como fiduciaria Nacional Financiera.

La venta fue por dos mil 284 hectáreas a un precio de mil 203 millones de pesos, pagados en dos partes por Fonatur: 400 millones aquel septiembre de 2008 y 803 millones en mayo de 2009.

El presidente López Obrador dijo hoy que esa operación fue por 120 millones de dólares, que en efecto, se aproximan al monto de la operación en pesos al tipo de cambio de 2008, que era de 10.7 pesos.

Hoy, el mandatario se plantea revertir la operación, dado que el predio carece de viabilidad turística, con el fin de invertir los recursos de una posible venta en el desarrollo del proyecto Nuevo Mazatlán.

 

Comentarios

Load More