Inflación en febrero, la más baja desde que se liberaron los precios de las gasolinas

El chayote, la naranja, el tomate verde y el aguacate fueron algunos de los productos que más aumentaron de precio. Foto: Hugo Cruz El chayote, la naranja, el tomate verde y el aguacate fueron algunos de los productos que más aumentaron de precio. Foto: Hugo Cruz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La inflación registró su mejor nivel desde enero del 2017, cuando el gobierno de Enrique Peña Nieto decidió abrir el mercado de las gasolinas.

En febrero pasado, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un descenso de 0.03% mensual y una inflación anual de 3.94%. Dicho nivel no se había visto desde el primer mes del 2017, cuando la inflación escaló a 4.7% derivado del aumento en los precios de las gasolinas.

A partir de ese mes, la inflación se mantuvo en niveles superiores al 4%, fuera del objetivo propuesto por el Banco de México (Banxico) que es del 3% (+/- un punto porcentual), alcanzando su máximo en diciembre del 2017, cuando el INPC se ubicó en 6.77 por ciento.

En el segundo mes del 2019, los precios que más incrementaron fueron los de la cebolla, los plátanos, la universidad, los cigarros, la gasolina de bajo octanaje, el azúcar, el huevo y los costos de la vivienda propia.

En contraste, cayeron los precios de los productos agropecuarios como el chile serrano, el tomate verde, el jitomate, el pollo, el aguacate, la calabacita, la papa y otros tubérculos, además de la electricidad.

Al interior del INPC, la inflación subyacente tuvo un aumento del 0.43% para alcanzar una tasa anual del 3.53%.

La inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Así, los grupos que se excluyen en el indicador subyacente son los agropecuarios y, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno.

Mientras que la inflación no subyacente, que solamente se compone de los productos antes mencionados disminuyo 1.38%, colocándose en una variación anual del 5.25% en febrero pasado.

 

Rápida desaceleración de la inflación: analistas

En este contexto, el análisis del Banco Base señaló que, “aunque la menor inflación reduce la probabilidad de que Banxico vuelva a subir su tasa de interés, la Junta de Gobierno ha dicho que seguirá atenta a la evolución de los riesgos al alza para la inflación, en particular la posibilidad de que se observen presiones al alza para el tipo de cambio”.

Mientras que Citibanamex aseguró que la cifra observada de 3.94% anual al cierre de febrero indica que la inflación general continúa desacelerándose rápidamente.

“Cabe destacar que alrededor del 49% de los artículos dentro del IPC ahora están creciendo a tasas de 4% o menores, la mayor proporción desde finales de 2016”, explicó.

Sin embargo, matizó, la no subyacente sigue siendo el principal motor de las recientes disminuciones en la inflación general, mientras que la desaceleración de la inflación subyacente ha sido más modesta.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More